The Beatles

Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band

1967

Es muy difícil abordar una nota sobre “Sgt Pepper’s” sin decir cosas que se hayan dicho o sin quedar atrapados en la enorme hipérbole de “el mejor disco de la historia” que representa. Por lo cual la idea es ser lo mas sintéticos y objetivos posibles sin volver a contar las mismas anécdotas una y otra vez.

Con Revolver, los Beatles se pusieron por varios metros al frente de lo que parecía ser una carrera de innovación y transgresión entre las figuras mas importantes del mundo de la música popular en ese momento (Beatles, Stones, Dylan, Beach Boys, Who, etc). Sin embargo, lo que para el resto marcaba el fin de una competencia, para los Beatles señalaba solo el comienzo de un nuevo mundo de posibilidades ilimitadas dentro del estudio. Ahora tenían el tiempo y la licencia para hacer literalmente lo que quisieran, sabiendo que el publica compraría de todas formas.

Inspirado por el nivel de complejidad y cantidad de sobreproducción y múltiples capas sonoras del disco Pet Sounds de los Beach Boys (que, vale destacar fue un explicito intento de superar Rubber Soul) Paul McCartney tuvo toda la intención de hacer a su vez un disco que, hablando en criollo, le pasara el trapo. Y no hubo (ni volvería a haber) mejor momento para aprovechar que ese. Los Beatles seguían siendo tan prolíficos creadores de canciones a un ritmo tal, que era difícil de concebir que solo habían pasado 4 años desde su primer LP. Pero en ese momento también contaban con una imaginación y una visión (mayormente impulsada por el LSD) que parecían no tener limite.

La idea de McCartney fue crear una banda ficticia y grabar un disco no como los Beatles, sino como esta banda de fantasía. Con todo el “valor sentimental” que carga este disco, es fácil pasar por alto que fue en este disco en donde se sublimó la primera diferencia artística entre Lennon y McCartney. Mientras que Paul estaba entusiasmadísimo con el concepto de la banda ficticia, la verdad es que a Lennon (y a todo el resto de la banda para el caso) les daba lo mismo. Lennon tenía su propia bolsita de canciones compuestas antes del surgimiento de dicha idea y que poco tenían que ver con la misma, pero fue gracias a la impecable producción de George Martin y a que los Beatles todavía en ese momento funcionaban como una perfecta unidad a la hora de tocar y grabar, que todo el disco suena unificado a pesar de no respetar el concepto del Sargento Pimienta a rajatabla.

Harrison por su parte estaba en ese momento metido de lleno en la música hindú, casi como resistiéndose volver a escribir una canción con formas musicales occidentales, lo cual, por suerte, no duró mucho mas de un año. Es por eso que el estaba aún menos interesado en el concepto ficticio de Paul que el propio John.

La cantidad de horas de estudio invertidas en este disco marcó un record en ese momento y claramente se escucha en el producto final. La vara de la innovación sonora había quedado altísima con Revolver, pero esta vez en vez de intentar hacer algo mas abstracto o subjetivo, los Beatles llevaron la búsqueda de Revolver hacía un lugar mas teatral. Mas a lo grande, o incluso si se quiere mas “Spinal Tap”.

Las sesiones arrancaron en noviembre del 66. Conforme iban pasando los meses la gente de EMI se preocupaba por la falta de material, incluso llenaron el hueco del lanzamiento navideño tradicional con el disco A Collection Of Beatles Oldies, un compilado con canciones hasta ese momento disponibles solo en singles, algunas perlas de LPs anteriores y un tema inédito de 1965, Bad Boy. Los Beatles mismos se tenían tanta confianza que utilizaron este silencio y misterio para generar aún mas expectativas.

Finalmente en Febrero del 67 el mundo tuvo la primera muestra del plan maestro de estudio de los Beatles cuando salió a la venta el single Strawberry Fields Forever / Penny Lane, ambas de las cuales quedaron (tristemente) fuera del disco a causa de este single, pero que en si mismas no hicieron mas que doblar las expectativas sobre el próximo LP.

Pepper gozó desde un principio con mucha mas anticipación y “hype” que Revolver, el cual mas bien apareció “de la nada” como un cambio sorpresivo para muchos. Pero de mas esta decir que los resultados estuvieron mas que a la altura de la expectativa de todos. Todo en este disco era inédito. Mientras que lo mas importante en Revolver era la música, Pepper se apoyaba también en su estética visual e idea general. Era el paquete completo. Es muy difícil por ejemplo escuchar el disco sin pensar en la portada, que es en sí misma un hito del arte pop. Todas las canciones estaban también armadas y mezcladas para no tener casi separación entre ellas, como si se tratara de toda una gran pieza sonora (hasta ese momento era reglamentario un espacio de 5 segundos entre canción y canción).

La pieza fuerte del disco se encuentra curiosamente al final. A Day In The Life es la pieza que encapsula perfectamente lo que los Beatles eran en ese momento y marcaría el ultimo gran momento de colaboración creativa real entre Lennon y McCartney. Una canción acústica simplona de Lennon se fusiono con un pedacito inconcluso de canción de McCartney y una orquesta de 40 instrumentos para convertirse en una obra magna de los Beatles.

Pepper inauguró oficialmente la era del Álbum. A partir de ese momento todos los artistas volcarían cada vez mas sus esfuerzos en LPs, mientras que los singles solo servirían como herramienta para promocionar dichos albums, en vez de como entidades independientes. Si bien no fue el primer disco conceptual de la historia (Freak Out! de los Mothers Of Invention le ganó por un año) si fue el primer intento “mainstream” de un disco conceptual e impulsó que varios otros artistas siguieran ese derrotero.

Fue un triunfo absoluto. Un elogio total de la prensa musical y de sus colegas músicos. Casi desde ese momento fue considerado como el álbum mas grande de todos los tiempos (una hipérbole que con los años fue y volvió demasiadas veces) un disco que representó la cima absoluta de lo que podía lograrse en aquel momento en el rock. Esto no es un dato menor si tenemos en cuenta las dificultades artísticas y personales que los Beatles comenzarían a tener después de este trabajo. Pepper era la cima de la montaña, pero una vez allí arriba las cosas se empezaron a poner un tanto confusas y borrosas. Aunque eso es otra historia para mas adelante…

Stereo Vs. Mono:

Sgt Pepper’s es, sin lugar a dudas, junto a Rubber Soul, el disco Beatle mas dañado por su versión original en stereo. Aunque esta vez no era un problema únicamente de balance o de percepción subjetiva. Esta vez directamente se trataba de errores de post-producción y malos cálculos.

Esta bien, seguramente debe haber sido un tema mezclar toneladas de diferentes instrumentos y efectos entre solo 4 pistas y ENCIMA tener la presión de hacer que todo esto se escuche bien en stereo con tan pocos recursos, sin embargo hay cosas imperdonables en la mezcla stereo como por ejemplo la ausencia del efecto tipo “flanger” en la voz de Lennon en Lucy In The Sky With Diamonds, la velocidad incorrectamente mas lenta de She’s Leaving Home o la cantidad de detalles de voz sutiles que no llegamos a oír en la versión stereo de Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band (Reprise). Por fuera de eso, los problemas de la mezcla stereo son los mismos que en todos los discos, como separación excesiva de canales, lo cual en este disco inclusive mata mucho mas la atmósfera psicodélica y falta de “punch” en los graves.

Sgt Pepper’s en mono es algo simplemente hermoso. Cualquiera que ya ame este disco lo amará mil veces mas después de escuchar esta versión original, la cual, nuevamente contó con participación directa en la mezcla de los Beatles, lo cual no ocurrió con la mezcla stereo (CLARAMENTE). El propio Lennon llegó a decir en una oportunidad: “No escuchaste Pepper si no lo escuchaste en mono”.

El reciente remix stereo de la edición 50 aniversario hace justicia en resucitar todas esas cosas que el stereo original eliminó o deformó de la mezcla mono, con todas las ventajas de un stereo mas “aggiornado” y es bastante disfrutable. Sin embargo siendo una remezcla digital de 2017, la mano digital es bastante notoria, lo cual lo aleja del original.

El lanzamiento de 2017 también incluye Strawberry Fields Forever y Penny Lane, volviéndolos a incorporar de esa forma al proyecto original del cual formaron parte pero ya un poco tarde luego de que varias generaciones venideras pensaran que fueron grabadas para Magical Mystery Tour, al estar incluidas en ese LP.

Al igual que el resto del catálogo, el disco esta disponible en CD y vinilo tanto en stereo como en mono. El vinilo en mono es una transferencia directa 100% analógica desde las cintas masters originales, mientras que el vinilo stereo esta tomado de un master digital de alta resolución. El CD mono solo está disponible comprando el Box Set completo. La versión Stereo también esta disponible en Spotify, no así la versión en mono (a mi parecer, un crimen histórico).

El remix aniversario de 2017 junto con varios bonus tracks de tomas alternativas esta también disponible en Spotify ademas de en sus respectivos box sets en cd y vinilo.

Avatar for juanivitale

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!