The Beatles

Please Please Me

1963

Para el comienzo de 1963 los Beatles se habían convertido en el primero de la decena de grupos de jóvenes ingleses inspirados en el rock and roll y blues americano de los 50 en dar el gran paso hacia el profesionalismo. Durante 1962 consiguieron un manager con una visión bien clara y contactos, firmaron contrato con Parlophone, subsello de EMI Records y entablaron sociedad con el productor George Martin. Sin darse cuenta armaron la plataforma para lo que, a lo largo de la década sería la revolución musical mas grande de la historia. Ese mismo año publicaron su primer single, Love Me Do/PS I Love You y para enero de 1963 el segundo, Please Please Me/Ask Me Why. Si bien el nivel de éxito estaba aún lejos de la histeria que estallaría durante los próximos meses, las aguas ya habían sido agitadas. Después de todo los Beatles eran el primer grupo de rock ingles propiamente dicho y nadie sonaba ni se veía como ellos. El single de Please Please me llegaría eventualmente al puesto N.2 de los rankings ingleses.

El mercado de la música popular estaba basado en ese momento en los singles. El mayor esfuerzo creativo y promocional de los artistas estaba puesto en canciones, mas que en discos de larga duración, que en ese momento eran mas utilizados para material sinfónico, jazz, musicales o instrumentales “easy listening”. El LP era un objeto de por si mas caro que el single, por ende se asumía que el adolescente promedio no tendría dinero ni interés para adquirirlo. Sin embargo en 1963, a raiz del sorpresivo éxito de su segundo single, Parlophone decidió introducir a los Beatles en el mercado del albúm. Decidieron vender un LP utilizando el éxito del single Please Please Me como gancho comercial, de ahi la leyenda en la tapa del disco, “Please Please Me, with Love Me Do and 12 other songs”. La estrategia de utilizar el exito de un single para vender un LP se convertiría curiosamente en el estándar americano de la música Pop (y el estándar universal hasta nuestros días), sin embargo el mercado inglés abandonaría esta estrategia luego de este LP y adoptaría la modalidad de tratar los singles como entidades totalmente independientes y no incluir esas canciones en sus LPs contemporáneos.

La ley estricta en ese momento era que los LPs ingleses debían tener 7 canciones de cada lado y en general las canciones mas “importantes” se encontraban al final del lado A y al principio del lado B (en este caso, el tema que le da titulo al disco, y su primer single Love Me Do). Para cumplir con su nuevo requerimiento los Beatles necesitaban grabar 10 canciones mas para sumar en el disco a las 4 que ya habían publicado en sus dos primeros singles. En un evento irrepetible los fab four liquidaron esas 10 canciones en UN DÍA. Esto fue posible gracias a que George Martin sugirió que grabaran lo que en ese momento era su repertorio en vivo (temas propios y covers) por lo cual las canciones estaban tan aceitadas que se requirieron pocas tomas de cada una. El ajetreo y el desgaste de todo un día de grabaciones queda plasmado a la perfección en la voz de John Lennon en Twist And Shout, último tema grabado y muy apropiadamente, el que cierra el disco.

En términos generales, esta disco incluye toda la música grabada por los Beatles hasta ese momento y nos da un pantallazo de lo ajustadísimos que estaban como banda de rock de pura cepa. Hay que recordar que en esa época los discos se grababan de un saque. Toda la banda junta, voces incluidas, todo a solo dos pistas y de ahi casi en crudo al disco, después de la poca mezcla que podía hacerse con solo dos tracks, por ende sonar ajustado era 100% obligatorio para estar en condiciones de grabar un disco (una realidad muy lejana a la actual). Tanta precisión y seguridad en una banda son poco comunes en un disco debut, pero hay que recordar que los Beatles no solo ya habían grabado varias veces antes, sino que ya llevaban mas de 4 años de componer y tocar juntos.

Este disco es disfrutable principalmente por toda esa energía de una performance en vivo que es mas que audible en cada tema. Tenemos todas las marcas registradas Beatle, el Lennon rockero (Twist And Shout), el McCartney baladista romántico (A Taste Of Honey) ambos cantando en armonía (There’s A Place) y por supuesto el spot infaltable para la voz de Ringo (Boys), ademas de la voz de Harrison (Chains y Do You Want To Know a Secret). Claro que la calidad del material propio de los Beatles mejoraría a pasos agigantados durante los próximos pocos años y aquí todavía se los escucha algo verdes y simplones, pero dentro de eso tenían una identidad muy definida y a partir de ese momento ya habían influenciado a miles de jóvenes ingleses a formar sus propios grupos.

Versiones:

Actualmente ambas versiones originales de Please Please Me (mono y stereo), están disponibles al publico tanto en CD como en vinilo. Aunque, muy injustamente la version en mono en CD solo puede comprarse junto con todo el catalogo en el Box set mono de 2009 y solo el catálogo stereo esta disponible en Spotify y Itunes.

Por cuestiones generacionales y comerciales y porque para el público general “mono” equivale a obsoleto o menor calidad, las versiones stereo de todo el catálogo fueron tomadas como las principales, sin embargo la versión mono no solo es la que el 90% del público compró y escuchaba en 1963 sino que ademas es una escucha mucho mas disfrutable, sobretodo en el caso de Please Please Me stereo que, al ser grabado en solo 2 pistas, presenta toda la música de un lado y solo las voces en el otro.

La pura verdad es que Apple podría habernos sacado directamente la necesidad de elegir entre ambas mezclas, ya que las dos hubieran entrado perfectamente en UN SOLO CD aun incluyendo bonus tracks. Pero, nuevamente, había que vender, y se sabe que todo lo que tiene el nombre Beatles, factura millones automáticamente antes de ser lanzado.

 

 

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!