The Beatles

Help!

1965

Si Beatles For Sale marcó el inicio de cierta libertad y cambio creativo para los Beatles, Help seria la última vez que los Beatles escribieron y grabaron canciones “por encargo”. A partir de sus siguientes trabajos cada single y cada disco dejaría de ser un cumplimiento de contrato y pasarían a ser ambiciosas declaraciones de principios artísticos.

A principios del 65 era momento de cumplir con la segunda película de los Beatles para la United Artists y su correspondiente banda sonora. Sin embargo los fab four se encontraban en un momento clave de sus carreras musicales y estaban “en otra”. Desde que Dylan les dio a probar marihuana de la buena no podían pasarse un día sin fumar, pero por sobretodo estaban conscientes de los cambios que de a poco se iban dando en la escena musical de la cual eran parte y que de alguna forma habían inaugurado con miedo a quedarse en el camino…

Al igual que con A Hard Day’s Night, el lado A del disco incluye las canciones seleccionadas para la película del mismo nombre, mientras que el lado B presenta las canciones propias grabadas durante las mismas sesiones pero con diferentes propósitos. No es de extrañar que el lado B sea de algún modo el que mas apunta hacia el futuro, aunque los beatles estaban todavía de algún modo atados a su primera imagen, cadenas que romperían para siempre a partir de su próximo disco, ese mismo año. Sería por ejemplo la última vez que se incluirían covers en un disco Beatle (a excepción de Let It Be, que casi que no cuenta), aunque los covers sean solo dos (Act Naturally y Dizzy Miss Lizzy)

Esta mezcla de deber con vocación es la que hace que este disco sea un tanto “esquizofrénico”. Por un lado sería la última vez que escucharíamos a los primeros Beatles. Esos de las canciones con letras simplonas y alegres románticas (I Need You, You’re Gonna Lose That Girl), y por el otro lado teníamos un par de indicios de lo que vendría (You’ve Got To Hide Your Love Away, Yesterday).

Si bien es notable la intensidad y el volumen de Ticket To Ride o la naturaleza crudamente autobiográfica del tema homónimo, en términos musicales no tenemos un salto significativo después de Beatles For Sale, sobretodo si lo comparamos con lo que seguiría solo unos meses mas tarde. La única (y gran) excepción es Yesterday. La inocentona balada acústica de McCartney que por la mera decisión experimental de incluir un arreglo sinfónico se convirtió en un hito de la música popular, siendo la primera canción pop en valerse de una estructura y arreglos casi de música clásica. Si bien Yesterday se “hiperbolizó” mas de la cuenta con las décadas, su peso histórico no deja de ser notable.

Como bien dijimos Help! es el último capítulo de los Beatles melenudos que le gustaban a mama y papa. 1965 fue sin duda el año mas importante en la historia del rock. Mientras los Beatles iban y venían entre el estudio y el set de filmación, Bob Dylan logro con solo un single, Like a Rolling Stone, convertir al rock en un movimiento con seriedad artística e  identidad propia, fusionando la madurez y reflexión adulta de sus letras con la urgencia eléctrica del sonido de los instrumentos de rock, derribando tantas barreras que es difícil precisar la cantidad de artistas que le deben su existencia y/o éxito en los últimos 50 años.

A partir de allí muchas bandas empezaron a desafiar los límites y los Beatles de alguna manera empezaban a sentirse obsoletos y a partir de allí darían un volantazo bruzco, dejando de hacer música para los fans, y empezando a hacerla para ellos mismos y sus colegas. Los resultados serían de lo mejor que nos dejó el rock en los últimos 50 años. 1965 había dado vuelta la historia de la música popular, y esto recién empezaba…

Ambos singles extraídos de este disco y de la película (Ticket To Ride y Help!) tienen la particularidad de ser los únicos singles en el catalogo Beatle cuyos lados A formaron parte de un LP pero no así sus lados B, que no fueron incluidos en el disco (Yes It Is y I’m Down respectivamente). Esta es una modalidad que se usaría ocasionalmente en el rock durante la próxima década.

Stereo Vs Mono:

Help fue publicado en 1965 tanto en mono como en stereo. La mezcla stereo fue hecha con tan pocas ganas que, al momento de lanzar el catalogo Beatle en CD por primera vez en 1987, el propio George Martin decidió hacer un remix en stereo para dicho lanzamiento, aunque solo de Help! y Rubber Soul. Esta nueva mezcla compensaba un poco los problemas de separación excesiva entre izquierda y derecha, característicos de todas las mezclas stereo de los 60, pero claro, el conservadurismo de Martin hizo que no se interfiriera demasiado con la mezcla original, por lo cual la separación entre canales, aunque menos brutal que en el original, sigue estando presente y en ese sentido, la mezcla mono sigue siendo superior en cuanto a su solidez.

Una diferencia notable entre ambas mezclas recae en la canción homónima Help!: Le mezcla en mono del LP de esta canción es lógicamente idéntica a la de su contemporáneo single (los singles solo se publicaron en mono hasta 1969) sin embargo la mezcla stereo tiene otra pista de voz diferente, de otra toma (exceptuando los versos de la intro que son los mismos). Nunca se conoció con exactitud la razón de dicha diferencia, pero es bastante notorio aun para el que jamas escuchó la canción en su vida (si es que existe tal forma de vida). Como sea, la versión stereo se convertiría en el standard después los 70. Si bien esto no es muy históricamente preciso, es necesario decir que la pista vocal stereo es una mejor interpretación de Lennon.

Al igual que el resto del catálogo, el disco esta disponible en CD y vinilo tanto en stereo (la remezcla de 1987) como en mono. El vinilo en mono es una transferencia directa 100% analógica desde las cintas masters originales, mientras que el vinilo stereo (también la remezcla de 1987) esta tomado de un master digital de alta resolución. El CD mono solo está disponible comprando el Box Set completo.

Curiosamente el CD del box set mono, también incluye en el mismo disco la mezcla stereo original de 1965. Ese es el momento en donde uno se pregunta por que habrán sido tan ladrones de no hacer lo mismo con TODO el catálogo y ahorrarnos un box set, y encima de todo, mostrándonos como en este caso que era perfectamente posible ya que ninguno de los discos (excepto el álbum blanco y Abbey Road) duran mas de 40 minutos y hubieran entrado perfectamente ambas mezclas en un solo CD. Y para mayor indignación, hubiera quedado espacio aun para agregar bonus tracks realmente útiles, como por ejemplo los singles contemporáneos que no salieron en ningún lp (Ej. I Feel Fine y Shes a Woman como bonus tracks de Beatles For Sale)

La versión Stereo también esta disponible en Spotify, no así la versión en mono (a mi parecer, un crimen histórico).

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!