Spotify y la situacion de la musica fisica/digital en la Argentina del 2014

La situación de la industria musical a nivel venta de discos en nuestro país es un tema que hemos tocado ya varias veces. Sin embargo son tantos y tan rapidos los cambios de paradigma que se fueron dando en los últimos 3 o 4 años que nos vemos en la obligacion de reorganizar permanentemente la manera en la que escuchamos y consumimos musica.

La situacion física

La última vez que escribí al respecto fue en el otoño del año pasado (2013) y podemos afirmar que este último año fue el mas cambiante de todos.

Hasta esa última vez el precio de los CDs industria nacional vendidos en nuestro país rondaba el promedio de los $50, el cual ya de por si resultaba bastante incoherente, dado que podíamos conseguir comodamente una edicion internacional importada por MENOS DE LA MITAD de ese precio en Amazon o Ebay, aun incluyendo los costos de envío recargos, etc. No solo ahorrabamos una tonelada de dinero, sino que terminabamos con una edicion mucho mas pulenta y “envasada en origen” del disco que queriamos tener. De mas esta decir que todo este proceso ya hace varios años que no valía la pena para el oyente casual, quien puede facilmente descargar o stremear musica disco online, sino solo por aquel que realmente busca tener la edicion física del disco de su/s artista/s favorito.

En-un-mes-cierra-Musimundo

La situacion para todos aquellos que disfrutamos del olor a arte de tapa nuevo (preferentemente importado… si, nos damos cuenta por el olor) y de coleccionar fetichistamente nuestros discos hermosos en las repisas se volvió triste y turbia en el transcurso del último año. En enero del 2014 comenzó la pesadilla de las importaciones que nos continua acechando hasta el día de hoy, mediante la cual no solo se suspendieron los servicios puerta a puerta, sino que se duplicaron, triplicaron y cuadruplicaron la cantidad de trabas y pasos burocráticos necesarios para realizar una compra POR CUALQUIER VALOR Y EN CUALQUIER RUBRO al exterior, y aun despues de estos pasos no garantizando que la mercadería llegara a nuestras manos.

Pocos ambientes son tan hostiles como este para comprar un pobre e inocente CD por Ebay o Amazon. Hemos dicho adiós a los hermosos días en los cuales llegabamos a casa y descubriamos un hermoso paquete de UPS que podría ser cualquiera de los varios discos que habíamos encargado. Para sumar a la desgracia el precio actual de un CD EDICION NACIONAL vendido en cualquier Musimundo aledaño no baja del promedio de los ridiculísimos y vergonzosos $100.

Para los compradores/coleccionistas de discos y amantes del medio físico, no queda mas remedio que resistir la abstinencia lo mejor que podamos y rogar y rezar que esta pesadilla termine pronto.

La situacion digital

En un momento en el ultimo par de años parecía que las aternativas digitales para los oyentes argentinos presentaban tambien un declive. De repente dejamos de conseguir magicamente el disco que quisieramos en Taringa y los servidores como Rapidshare, Mediafire, etc. se vieron mucho mas agiles en oprimir el boton de bloqueo al detectar la mas minima turbiedad en archivos subidos, despues del escandalo del extinguido Megaupload. Las alternativas online como Grooveshark o el propio YouTube, nos daban las opciones pero con poca calidad y organizacion y falta de una “version definitiva”, entre otros problemas variados.

Un medio fue el que llego un poco tarde pero seguro a la Argentina a combatir todos estos problemas, un medio llamado Spotify. Conocido y explicado como el “netflix de la música” Spotify es una plataforma donde un gran porcentaje de la musica popular de la historia del mundo es almacenada y stremeada de manera legal con el consentimiento de artistas y discograficas. Al igual que el mencionado Netflix goza de una excelente velocidad de transferencia que nos permite escuchar musica practicamente sin problemas hasta en las conexiones mas pedorras y comprometidas. Pero sin duda la idea mas brillante de los muchachos de Spotify fue la de idear la plataforma como un hibrido entre reproductor multimedia y red social, permitiendonos compartir los discos que estamos escuchando y seguir a otros oyentes al igual que artistas de todo el mundo. Otros pluses incluyen la posibilidad de utilizar Spotify en nuestro celular y descargar las playlist para escucharlas sin conexion.

overview

No todo es color de rosa en el fantástico mundo de Spotify. Varias ausencias inexplicables como los Beatles (en serio?) y otras dichosas como Oasis todavía hacen que este no sea EL lugar para la musica de todo el mundo.

Otro detalle que perturbara solo a todos esos molestos e histericos del sonido (como un servidor) es que el reproductor de Spotify aplica compresion digital a TODOS sus discos para nivelar los volumenes, caracteristica que permanece irritantemente aún destildando la opcion de “equilibrar volumenes”. Pero este es un detalle menor considerando las comodidades que el medio nos brinda en otros aspectos.

Conclusion

Los coleccionistas y compradores compulsivos e injustificables de discos nos vemos hoy en día en la penosa necesidad de buscarnos otro hobbie hasta que todo esto se arregle. Mientras tanto Spotify nos da un respiro de novedad y comodidad y, si bien sabemos que nada JAMAS va a superar la experiencia de sentarnos en casa y poner nuestro disco favorito mientras devoramos su arte de tapa con los ojos. Spotify nos soluciona y organiza la vida por lo menos en el aspecto “mobile” de la cuestion, ahorrandonos molestos minutos de transferencia de archivos al celular/mp3/ipod, portadas rotas y discos sin titulo.

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!