Rock de los 60 Con Pelotas

Los 60 nos remiten inmediatamente a Beatles, Hippies y flores, y no es de extrañarnos. Era una epoca mucho mas inocente en donde cualquier medio de expresion que se pasara milimétricamente de la raya era censurado brutalmente. Si bien fue la decada en donde estos limites comenzaron a desdibujarse, nada fue facil durante el transcurso de la misma para aquellos músicos que tuvieron el atrevimiento de ir un poquito mas alla, y es precisamente por eso y no por elección (como suele ser en nuestros días) que la mayoría de estos artistas no tuvieron exito o difusion de su trabajo en su epoca original y en cambio fueron siendo revalorizados con el correr de los años gracias a las siguientes generaciones de bandas que las tomaron de base y predicaron su evangelio.

Esta es una seleccion de canciones de la decada del amor, que poco tienen que ver con el amor en su gran mayoria. Canciones que harían mojar los pantalones a los propios Rolling Stones, quienes eran considerados los “chicos malos” de la decada.

Por supuesto antes de la reseña, les dejo la playlist en Spotify para que se la roben y la escuchen mientras patean tachos por la calle.

The Animals – The House Of The Rising Sun (1964)

En 1964 los Beatles cantaban “I Want To Hold Your Hand” y los Stones cantaban blues un poco mas salvaje y casi todo lo demas derivaba de esos dos conceptos. Pero cuando los lugubres acordes y la voz enorme y baritona de Eric Burdon sonaron por primera vez con este single, los Animals dejaron una marca en el rock mucho mas grande de lo que en ese momento podrían haber pensado. No solo era la primera vez que una cancion de rock tenía cierta “oscuridad” y una duracion por arriba de los 3 minutos, sino que gracias a esta canción fue que varios escuchas del rock fueron introducidos a Bob Dylan, quien tambien había grabado una version de este folk tradicional para su disco debut en 1962. Los cruces de Dylan con el rock y viceversa, tendrían un impacto imborrable y sería la causa por la cual el rock paso a ser un verdadero medio de expresion y no solo un hit del momento.

The Kinks – You Really Got Me/All Day and All of the Night (1964)


“Se rompio mi wincofón!!” es lo que mas de uno debe haber pensado al poner estas canciones por primera vez en 1964 y escuchar los riffs rabiosos e increiblemente minimalistas de Dave Davies. Pero lo que se estaba rompiendo no era un tocadiscos, sino los estandares del rock. Los Kinks le enseñaron al mundo el valor expresivo de la distorsión y SOLO ESO alcanzó para influenciar a trillones de jovenes a enchufar una guitarra tocar un acorde y dejarlo sonar y acoplar, bajo la displicencia de padres y vecinos…

Los Kinks eventualmente cambiarían la distorsion, por la sofisticacion inglesa, influyendo a su vez a OTRA futura generacion de musicos, pero sin duda fue su primer sonido el que inspiro a muchos guitarristas a perderle el miedo a la perilla del volumen.

The Sonics – The Witch (1965)

Here Are The Sonics fue uno de los primeros rastros del sonido que terminaría convirtiéndose en punk rock una decada despues. Los Sonics inventaron de alguna forma el concepto del garage rock original con su sonido descuidado desprolijo y sobretodo ruidoso y canciones de 2 o 3 acordes que se tocaban por si solas. The Witch es la canción que abre el disco y, en mi opinion, una introduccion ideal al sonido y el legado de los Sonics. El ritmo de bateria del estribillo es claramente el template de lo que años mas tarde sentaria las bases del punk y el hardcore.

The Who – My Generation/The Ox (1965)

Si de punk hablamos, esta canción podría bien ser la piedra fundamental misma. dos acordes que van y vienen y una letra tan contestataria para el año 65 que le debe haber costado varios castigos a los jovenes que solo osaran escucharla. Probablemente el primer himno a la rebeldía del rock. Un dato de color es que tambien incluye el primer solo de bajo en una canción de rock.

The Ox esta incluido en la lista, simplemente porque tiene un nivel de distorsion que recien sería moneda corriente en el rock casi 3 o 4 años mas tarde y a menudo es pasado por alto, quizas por el simple hecho de ser un instrumental. Quizas no pueda dar una explicacion muy clara a nivel técnico, pero escuchenlo y van a saber de que hablo…

The Yardbirds – Heart Full of Soul (1965)

Si de distorsión hablamos, Jeff Beck fue uno de los pioneros indiscutibles y esta canción un emblema de los primeros usos de un Fuzz Box (aparatejo que sería llevado a su zenith un par de años despues por Jimi Hendrix). El riff habia sido pensado originalmente para sitara, pero al quedar disconformes con el sonido de la grabacion, Beck lo convirtió en un riff de guitarra.

The Who – Run Run Run (1966)

Run Run Run puede sonar increiblemente inocente hoy en día, sobretodo por sus coros estilo surf, pero si prestan atención el riff base de la canción es increiblemente badass para 1966. Ese sonido grave y bluesero que suena casi al galope se convertiría en moneda corriente entre finales de la decada y principio de los 70 cuando el hard rock estaba en la flor de la vida, pero en ese momento del rock en donde todo estaba transicionando del pop a la psicodelia, era bastante dificil encontrar un riff con tantos testiculos.

The Who – Boris The Spider (1966)

Rianse todo lo que quieran puristas del heavy metal, pero la pura posta es que Boris The Spider, asi tan ingenua e infantil como suena en principio contiene dos elementos fundamentales que despues darían forma al metal mas oscuro y tenebroso. Por una lado la escala descendiente del riff principal, con un nivel de “tenebrosidad” jamas escuchado en el rock hasta ese momento y por el otro la voz de John Entwistle en el estribillo, que sin proponerselo invento el primer “growl” de death metal. La pura verdad es que si la letra no tratase de un niño en su habitacion tratando de matar una araña llamada Boris y en su lugar tratara de demonios o de depresión, esta canción estaría en un pedestal mucho mas alto en la historia…

Jimi Hendrix – Purple Haze/Fire (1967)


Si bien como decíamos el rock con pelotas en los 60 fue mayormente ignorado o “temido” existen casos en los que si fue apreciado y bien recibido. Tal es el caso de Jimi Hendrix. Fue este simpatico morocho quien un día aterrizo desde un planeta que aun no hemos descubierto, tomo la guitarra electrica y la convirtió en un instrumento que hasta ese momento no sabíamos que existía. Los cerebros de los mas reconocidos guitarristas y musicos del momento dieron un giro de 180 grados al mismo tiempo que varios de ellos consideraron directamente retirarse de la musica. La influencia sonora mas puntual de Hendrix fue darle a la guitarra un filo sonoro y una connotacion sexual que no tenia hasta entonces y en el proceso invento el concepto del Guitar Hero. Purple Haze es la primera vez que escuchamos con claridad estas contribuciones, y Fire por su parte es la version anfetaminada de este mismo concepto

Blue Cheer – Summertime Blues (1968)

La aparición de Hendrix de alguna forma empezó a eliminar los prejuicios de los propios musicos con respecto al volumen y a la distorsión. Blue Cheer fue una de las bandas que empezó a subir la apuesta. Curiosamente la canción mas emblemática de la primera epoca de la banda, no era una composicion propia, sino un cover de un clásico del blues que dos años mas tarde sería covereado (con mas exito comercial) por los Who, ya mencionados en esta misma lista. Es dificil elegir una de estas versiones sobre la otra, pero sea cual sea el caso, a la versión de Blue Cheer le sobran pelotas.

Steppenwolf – Born To Be Wild (1968)

A ustedes que les encantan los datos de colores, seguramente sabran que el término “heavy metal” fue pronunciado por primera vez (al menos en la cultura popular) en la letra de esta canción. Posiblemente el primer himno motoquero de la historia del rock y otro riff bajador de pantalones.

Iron Butterfly – In-A-Gadda-Da-Vida (1968)

Si, no se preocupen, la primera imágen que viene a mi cabeza al escuchar este tema, tambien es la famosa escena de los Simpsons del capítulo del alma de Bart. Somos muchos los veinte-treintañeros que conocemos esta canción gracias a ellos. Sin embargo la importancia de In-A-Gadda-Da-Vida va mas alla de los Simpsons. Esta canción anticipa de manera brillante los excesos que el rock cometería hasta el abuso durante la decada siguiente y que eventualmente le hicieron perder credibilidad y espontaneidad y facilitaron la aparicion del primer punk rock a fines de los 70s. Hablamos de los solos interminables, las armonías complejas, las voces impostadas y dramáticas, etc. Lo curioso de In-A-Gadda-Da-Vida es que en momentos llega a sonar como una parodia de un genero que no solo no era aún parodiable sino que ni siquiera existía como tal.

Coven – Wicked Woman (1969)

Al ver la portada del disco Witchcraft Destroys Minds & Reaps Souls de Coven (y el titulo, claro) no es dificil entender porque en 1969 este disco casi no salio a la superficie. Sin embargo la musica es MUCHO menos ruidosa que el impacto visual del arte de tapa. La transgresión de Coven no reside en la musica en si, sino en las letras y en las visuales. Los miembros de la banda eran abiertamente “satanistas” y no tenian ningun tapujo en expresarlo. Hoy en día sería risible, pero en 1968 semejante portada debe haber espantado a mas de una abuela.

Led Zeppelin – Communication Breakdown/Dazed And Confused (1969)


Otra excepcion a la regla de rarezas de esta lista, pero una excepcion que es muy dificil de ignorar. Led Zeppelin le agrego indudablemente un nivel mas de volumen y poder al rock y en TODOS los instrumentos, no solo en la guitarra como venía siendo a lo largo de la decada. Estas dos canciones son sin duda las mas transgresoras de su disco debut. Communication Breakdown por su velocidad, sus machaques de guitarra y los ineditos alaridos de Robert Plant, mientras que Dazed And Confused por la intimidante oscuridad y tamaño de su infinito riff.

Grand Funk Railroad – Inside Looking Out/Paranoid (1969)


El segundo disco de Grand Funk tiene la facultad de sentar de culo a todo aquel que nunca lo haya escuchado. Solo con el bajo enorme y distorsionado de Mel Schacher nos damos cuenta porque estos temas estan en esta lista. Pero es sin duda el sonido en conjunto de la banda lo que los hacia tan intimidantes al oído. Este disco conocido iformalmente como “the red album” los vio encontrando el balance perfecto. Seguirían dejando una enorme huella durante la decada siguiente.

MC5 – Kick Out The Jams (1969)

Nunca deja de sorprender el hecho de que esta canción sea del año 69. Si hasta ese momento el nivel de ruido venia subiendo sutilmente, fueron los MC5 quienes tiraron la puerta abajo. Cuesta creer que ese nivel de distorsion desprolijidad y rabia pueda provenir de la decada del amor y la paz. Tal fue el impacto, que duro poco y fue practicamente ignorado hasta que años mas tarde nos dimos cuenta de la influencia que estos muchachos tuvieron en muchas de  nuestras bandas favoritas. La versión en vivo se convirtió en la única version. La que hizo historia. Esa misma que abre con la introduccion “It’s time to… kick out the jams, motherfuckers!!!” La influencia de los MC5 en el punk rock de la decada siguiente es sencillamente intachable.

The Stooges – I Wanna Be Your Dog/No Fun (1969)


Si hablamos de influencias intachables del punk, los Stooges sean probablemente la mas intachable de todas. La guitarra sucia y filosa cual cierra oxidada de I Wanna Be Your Dog ya nos dice todo. Iggy Pop canta sobre ella (sin ninguna preocupacion por la prolijidad o la afinacion) unas letras ineditamente crudas, pero que en ocasiones remitían a las igualmente crudas y controversiales letras de Lou Reed en The Velvet Underground. Los Stooges transpiraban peligro y se podía oír en cada nota. Estas dos son las canciones mas emblematicas de su primer disco.

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!