Queen

The Works

1984

The Works fue un largo respiro y alivio para la mayoría de los fans de la banda. Un anhelado regreso al Queen clásico aunque con una vuelta de tuerca ochentosa mas que interesante.

Hot Space había sido un fracaso en varios planos y forzó a la banda a tomarse casi un año sabático para recalcular y planear su futuro. Durante este período todos los miembros de la banda a excepción de Deacon se dieron el gusto de trabajar en discos y proyectos solistas variados, pero a fines de 1983 ya se habían reagrupado nuevamente en el estudio. La decisión fue unánime: Basta de experimentos, es hora de hacer lo que sabemos hacer mejor.

The Works es un regreso a la variedad que caracterizó siempre al Queen clásico, aunque claro, en una especie de versión 80s. De alguna forma este disco toma el template de News Of The World o The Game en cuanto a que es una colección de canciones bien definidas y redondeadas individualmente, casi como una colección de potenciales singles. Vuelven a usarse sintetizadores en grandes cantidades, aunque esta vez no con fines “bailables” sino dentro del ámbito melódico de una canción de Queen, esto también deja como resultado un contraste entre instrumentación rockera tradicional. Esa “guerra” entre hombre y maquina no solo inspiró la canción Machines (or back to humans) sino también los engranajes de la contratapa del disco, tambien presentes en la imponente escenografía del posterior “Works Tour” de 1984/85.

Esta nueva prominencia de sintetizadores queda marcada con el primer single del disco Radio Ga Ga, composición de Roger Taylor y sin lugar a dudas su canción mas exitosa comercialmente dentro de la banda.

La única composición de Deacon para el disco fue a su vez el segundo single de The Works y otro éxito gigantesco para la banda, I Want To Break Free. Un regreso también al Deacon compositor de piezas pop melódicas perfectas, que no escuchábamos desde The Game. El video correspondiente en donde se puede ver a los miembros de la banda vestidos de mujer parodiando la novela inglesa Coronation Street, no le cayó nada bien a la prensa americana y a la generación MTV, en aquel entonces bastante sensibles en cuanto que contenido censurar o no. A partir de esto y tristemente el publico norteamericano ignoró completamente a la banda durante los años siguientes y todos los próximos discos fueron contrastántemente éxitos brutales en Europa mientras fracasaban en EEUU. No habría gira norteamericana para The Works y eventualmente Queen no volvería a tocar con su formación original en EEUU desde 1982.

El tercer single del disco, It’s A Hard Life nos muestra un muy bienvenido regreso del Freddie Mercury operático que todos conocemos y amamos. Una hermosa balada llena de momentos épicos y las viejas y queridas orquestaciones de guitarra de May. El video bastante bizarro e idea 100% de Mercury también nos regresa un poco a la estética del Queen de los 70. Puede notarse al resto de los miembros de la banda notablemente incómodos con sus vestuarios.

Si Hot Space había sido mayormente impulsado por Mercury y Deacon, casi por guión (o quizas por expreso acuerdo) The Works es mucho mas dominado por May y Taylor. El último single del disco es Hammer To Fall, un himno rockero con el inconfundible sello de May y a partir de allí un favorito en vivo, infaltable en cualquier show de la banda. No es casualidad tampoco que, de la misma forma que Mercury y Deacon habían colaborado y firmado entre ambos la canción Cool Cat de Hot Space, May y Taylor repitieran este inusual hecho de firmar en dúo para la canción Machines.

Muy en la linea del Queen de los 80, los singles son claramente las composiciones mas impresionantes del disco, mientras que el resto de las canciones son casi relleno, con alguna que otra perlita dando vueltas. Keep Passing The Open Windows esta entre lo mas destacable del “resto” del disco, la canción iba a formar parte de la banda sonora de la película Hotel New Hampshire, pero eventualmente la banda retiró su participación del proyecto y esta canción fue la única que sobrevivió. Man On the Prowl es un muy claro intento de replicar Crazy Little Thing Called Love, con su estilo rockabilly y Freddie volviendo a imitar a Elvis Presley. Tear It Up es un rocker bastante básico pero que sirvió para calentar motores en cada show de las próximas dos giras de la banda. Y finalmente Is This The World We Created es una balada acústica compuesta rápidamente por May y Mercury que también paso a ser parte permanente del setlist y que fue famósamente interpretada en la memorable presentación de la banda en Live Aid en 1985.

Con The Works los fans dieron un largo respiro y el Queen de siempre volvía a las andadas. Sin embargo la banda todavía sufría las replicas de la crisis que los venía abatiendo desde Hot Space. Durante la gira de The Works la banda volvió a generar controversia al tocar en el complejo Sun City de Sudáfrica, un país con un gobierno que apoyaba el apartheid, a pesar de mantener su postura apolítica. Unos meses después fueron abucheados en Rock in Rio cuando Mercury interpretó I Want To Break Free vestido de mujer (en referencia al video de la canción).

Al mismo tiempo Mercury se encontraba trabajando en Munich en su primer disco solista Mr. Bad Guy y había recibido un avance para grabar el disco mucho mayor al que la banda había recibido para The Works. Todo esto genero aún mas tensiones dentro del grupo y dejó a Queen al borde de la separación. Queen había regresado a su esencia pero el futuro, nuevamente, era incierto.

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!