Queen

The Game

1980

Queen arrancó la década del 80 volviendo a reinventarse. El cambio de rumbo les dio otro triunfo. Esta vez el mayor en cuanto a alcance geográfico. En 1980, gracias en parte a esta disco, se convertirían en la banda mas importante del mundo.

Para 1979 Queen había perdido un poco el rumbo. Su último disco de estudio Jazz había sido destruido por la prensa, sobre todo en Estados Unidos, y si bien tenía grandes momentos Queeneros, sonaba algo desarmado como unidad y no mostraba un rumbo musical muy claro.

En contraste, la banda iba puliendo mas y mas sus shows en vivo convirtiéndose en una verdadera aplanadora en el escenario, sublimando la transición de teatros y clubes a estadios y lugares al aire libre y volviéndose verdaderos expertos y eminencias del recientemente denominado “rock de estadio”. Parte de esta reputación quedó inmortalizada en el primer disco doble en vivo de la banda, Live Killers de 1979.

El objetivo del próximo disco era claramente llevar la inmediatez y energía de sus shows al estudio y para dicha tarea convocaron al productor alemán Mack. La visión de Mack deconstruyó la forma que tenía la banda para grabar sus discos, enfocándose en grabaciones mas espontáneas y pocas tomas, en vez de ir grabando todo “de a partes” como ellos estaban acostumbrados a hacerlo.

Las primeras sesiones tuvieron lugar en el estudio de cabecera de la banda, Mountain Studios en Montreux a mediados de 1979. La grabación del disco fue pausada sin embargo, para seguir con la gira programada para el resto del año. Esta primera parte de las sesiones dieron como resultado dos canciones que serían lanzadas como singles aún meses antes de seguir grabando el disco: Crazy Little Thing Called Love y Save Me. El primero se convirtió en el primer N.1 de Queen en tierras americanas.

Recién a mediados de 1980, luego de tomarse un descanso de la gira del 79 fue que se retomaron las sesiones del disco, aunque esta vez bajo circunstancias totalmente diferentes. Ya no grabarían en Montreux sino en Munich, donde Mack trabajaría “de local”. El ambiente local tendría una clarísima influencia sobre el resto del disco. Freddie Mercury, ahora de pelo corto y bigote adoptando de alguna manera una nueva pose mas ruda y contemporánea, había dejado de lado sus influencias operáticas y teatrales.

Mack por su parte llevó a la banda a buscar un sonido mucho mas inmediato, sin ninguno de los adornos de voces y guitarras que poblaron sus discos anteriores. El único vestigio de estas características del Queen de los 70s quedaba limitado solo a las dos composiciones de May durante las sesiones del 79, Save Me y Sail Away Sweet Sister. La contribución de May para las sesiones del 80 fue Dragon Attack, ya en una linea mucho mas cruda y funk. Taylor y Deacon volvieron a contribuir con dos temas cada uno.

Y si de funk hablamos, sería precisamente una de las contribuciones de Deacon la que se convertiría en un momento clave en la historia de Queen. Another One Bites The Dust, una canción con una clara influencia de Chick y la cancion Good Times, pero con un sonido mucho mas crudo y minimalista, casi ni sería incluida en el disco. Eventualmente y por recomendación del propio Michael Jackson, la canción se lanzó como último single (la primera vez que se extraían mas de 3 singles de un disco de Queen). Casi por error pensando que se trataba de un grupo de música negra, el single llegó al n.1 en Estados Unidos y se mantuvo allí por 9 semanas convirtiéndose en la canción mas exitosa de Queen en tierras americanas. El éxito de la canción no solo convertiría a The Game en el disco de Queen con mejor performance en EEUU, sino que con un single funk en la cima de los rankings, marcaría aún otro cambio de rumbo para el futuro de la banda.

The Game es un disco que despoja totalmente a la banda de sus excesos y sus tendencias glamorosas en busca de un sonido mucho mas inmediato y pop. Todas las canciones son búsquedas de un single hecho para la radio. La diversidad de estilos sigue ahí, pero esta vez cada canción es un producto sólido y compacto en si misma, sin irse demasiado por las ramas. No es de extrañarse que el disco sea el mas grande de Queen en EEUU, donde todo el exceso de los 70s había vuelto a las raices del single de 3 minutos, en parte gracias al punk y al new wave.

El disco no solo fue un éxito rotundo en Estados Unidos, sino también en su tierra natal y mas notablemente en Sudamérica. Luego de una gira europea y una gira americana arrasadores y de grabar la banda sonora de la película Flash Gordon, la banda se embarcó en una gira sin precedentes por Sudamérica, visitando Brasil, México, Venezuela y Argentina. Ninguna otra banda de rock había llevado su espectáculo a esta parte del mundo y desde ya que quedaron totalmente en shock ante la increíble euforia de un público del que ni siquiera tenían noción.

The Game marcó el momento en el que Queen dominó al mundo. Nunca habían sido ni volverían a ser igual de gigantes en todas partes del globo. El disco se convirtió en uno de los 3 esenciales de la banda tanto a nivel musical como en éxito comercial, junto con A Night At The Opera y News Of The World

Avatar for juanivitale

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!