Queen

Innuendo

1991

En el amanecer de los 90 y con los días contados, Queen se se metió al estudio a grabar lo que terminaría siendo el último disco de la vida de Freddie Mercury. El triste e inminente desenlace de una de las disografías mas variadas y efectivas de la historia de la música despertaba una cantidad apabullante de emociones, todas ellas concentradas en un solo disco que se convirtió en el mejor trabajo de Queen en muchos años.

Desde que Mercury le había comunicado al séquito de Queen que sufría de SIDA, dejó muy claro sus planes: seguir escribiendo y grabando con la banda hasta el último momento posible. Cuando The Miracle salió a la venta en 1989, Freddie ya había excedido su tiempo restante de vida diagnosticado por sus médicos, sin embargo aún estaba en pie y ansioso de seguir creando música. Tan solo meses después de dicho lanzamiento la banda volvió al estudio.

Con estado de salud frágil que ya implicaba menos disponibilidad de trabajo, el disco tomó casi todo el año 1990 en ser completado. Sin embargo de acuerdo a los reportes de los otros miembros de Queen y el productor David Richards, las sesiones tenían un efecto revitalizador en Mercury, por lo cual estaban lejos de ser sesiones difíciles o tristes, por el contrario el disfrute de Freddie hacía muy ameno el proceso.

Innuendo vio la luz en enero de 1991 acompañado de un impactante video para el single de su canción homónima y sería el último lanzamiento de un disco de Queen presenciado por Mercury en vida.

Desde un principio escuchamos un disco lleno de emoción e intensidad. Después de una década que había resultado bastante “blanda” para Queen en cuanto a lo musical a excepción de unas cuantas perlas, el nuevo disco recupera muchos elementos que hacía muchos años no escuchábamos de la banda. El primer single era una pieza extensa de rock denso, oscuro y dramático con un intermedio de guitarra flamenca, tocada por el invitado y legendario guitarrista Steve Howe. Desde principios de los 70 que no escuchábamos este tipo de rock de parte de Queen y esta especie de “vuelta a la raíces” fue inmediatamente bienvenida por los fans del mundo entero y por la escena rockera del amanecer de los 90 que si bien aún no vivía la fiebre del grunge, si palpaba una evolución del rock hacía un sonido mas crudo y oscuro.

Otro elemento clásico del Queen de los 70 vuelve a hacer presencia, el vodevil, como claramente lo demuestra el segundo single del disco I’m Going Slightly Mad, con un aire de comedia oscura y perversa, además de un excelente video que plasma perfectamente la atmósfera sonora de la canción.

Headlong, tercer single del disco se convertiría en el último himno rockero cantado por Freddie Mercury. Nuevamente mostrándonos un Queen que no sonaba tan duro y amenazante desde principios de los 70.

El nuevo disco había resucitado el interés del público americano en Queen, dándoles un éxito comercial en tierras americanas que no experimentaban desde antes de Hot Space de 1982. Este nuevo boom Queenero americano fue también impulsado por la inclusión del himno universal de la banda Bohemian Rhapsody en una inolvidable escena de la taquillera película Wayne’s World protagonizada por Mike Myers. A partir de allí MTV lanzó una versión del histórico video de “bohrap” con clips de la película intercalados.

These Are The Days Of Our Lives sería lanzado como siguiente single solo en Estados Unidos. La canción terminó ganando un enorme simbolismo en varios aspectos además de por su emotiva letra. Por un lado el single americano fue lanzado a la venta el día del último cumpleaños de Mercury, el 5 de septiembre de 1991. Por otro lado el video de la canción, filmado en mayo, tan solo 6 meses antes de su muerte, se convertiría en el último registro fílmico de Freddie Mercury y por ende de la formación original completa de Queen.

El último single del disco The Show Must Go On es un impactante himno a la perseverancia ante la adversidad que parecía casi una despedida programada de Mercury para sus fans y el mundo. El video correspondiente incluso es una retrospectiva de Queen durante los 80.

Un mes después de que el último single de promoción de Innuendo y el segundo compilado de éxitos de la banda Greatest Hits II vieran la luz, Freddie Mercury sucumbió finalmente a su enfermedad y falleció el 24 de noviembre de 1991. Para el mundo entero y una generación de fanáticos en duelo alrededor del mundo, era también el final de Queen.

Es totalmente imposible escuchar Innuendo intentando separarlo del contexto en el cual fue grabado y eso es, en principio porque el contexto influye también enormemente en la emoción y la profundidad de las interpretaciones. Escuchamos claramente a un hombre muy consciente de que su tiempo es prestado y quiere dejar todo lo que puede en la cancha. La voz de Mercury llega a cada nota con una energía jamás oída. Don’t Try So Hard, I Can’t Live With You y por supuesto The Show Must Go On son algunos de los momentos en donde Freddie nos pone la piel de gallina haciéndonos difícil creer que esa voz esta saliendo de un hombre que a penas puede mantenerse en pie.

La inolvidable interpretación vocal salva incluso las canciones que en otro contexto hubieran resultado irrelevantes o relleno, a pesar de que pocas cosas en este disco resultan sonando a relleno.

Mientras que The Miracle parecía un disco hecho para tratar de convencer al público de que “todo estaba bien”, Innuendo es un disco brutalmente honesto en donde la banda explora millones de emociones generadas por la inminente fatalidad de su situación. La oscuridad, la intensidad, las ilustraciones barrocas e impactantes del arte de tapa, inspiradas en el ilustrador del siglo XIX Grandville. Todas eran señales de una banda que ya no se preocupaba por su legado comercial, sino por su legado artístico.

Innuendo logra un nivel de seriedad y calidad nunca alcanzado ni de cerca por ningún otro disco grabado por Queen durante la década anterior. Escucharlo termina siendo a la vez una experiencia agridulce. El mejor momento musical de la banda en mas de una década terminaba siendo a la vez el final de la misma.

El comienzo de una nueva década privaba a la música de su voz mas poderosa e inolvidable, pero este último disco se convirtió en el cierre inolvidable de una discografía que si bien tuvo sus inconsistencias, cerraba el circulo con broche de oro y con todo lo que había convertido a Queen en una de las bandas mas únicas e instantáneamente reconocibles del rock.

Avatar for juanivitale

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!