Queen 2011: Bastante decepcionado

He vuelto a mi blog después de mas de dos meses de ausencia que se debe a un pequeño proyecto facebookero que estoy llevando a cabo y que con gusto analizaré por acá cuando lo termine…

Hoy voy a abordar un asunto que me tiene bastante inquieto: la reedición de la discografía de mi banda historicamente favorita, Queen.

El tema de las reediciones de discos y discografias de bandas y/o artistas clásicos en terminos generales lo he abordado precisamente en mi ultimo post. Pero esta vez estamos especificamente sobre Queen y para encarar correctamente el asunto aqui les va una pequeña reseña sobre la “historia digital” de la discografía de Queen:

1985-87: Toooooodos los discos de EMI (Queen, Beatles, entre otros) son reeditados en CD. Para llegar apresuradamente a poner tamaña cantidad de material en las tiendas, no solo EMI sino todas las compañías realizan ediciones que son visualmente penosas y vergonzosas mientras que en terminos sonoros, la calidad varía según el disco.

Lo unico que queda intacto de el arte de tapa original en el 90% de los casos es la tapa, mientras que la contratapa se transforma en algunos casos en un color solido e insulso o en otros casos, aun peores en una especie de “fondo generico” que variaba segun la compañia discográfica. Sobre eso se colocaban los nombres de las canciones en la tipografía mas muerta y común que puede existir aclarando SIEMPRE la duracion de la canción y el numero de orden transformando la contratapa del disco en una especie de recibo de banco.

Hoy en día estas ediciones estan casi todas fuera de circulación, luego de que varios artistas se dieran cuenta en pleno dominio del CD que su propia discografía digital era tan visualmente atractiva como una bolsa de pan.

1991-94: Queen fue uno de esos artistas que se dieron cuenta y en los 90 reedito por primera vez su discografía.

En 1991 Hollywood records se encargó de las reediciones americanas que traían algunos bonus tracks que eran verdaderas gemas en algunos casos como canciones ineditas o lados B y en otros casos eran unos remixes que eran interesantes en algunos casos pero que no hacían a la importancia del material en sí. Sin embargo hollywood hizo un trabajo bastante interesante con el arte de tapa, utilizando en varios casos la contratapa original del vinilo y en otros casos agregando algun diseño nuevo bastante acertado como el caso de Queen 1 o Sheer Heart Attack. El libro interno también fue expandido con algunas fotos de epoca que no figuraban en la edicion original, y algunas tapas raras de singles internacionales.

Entre 1993 y 1994 sería Parlophone quien reeditara la discografía queenera en el resto del mundo incluyendo su natal Inglaterra. Si bien el sonido era tan claro y optimo como el de las versiones americanas y en algunos casos mejor, la calidad visual era notablemente inferior.

En primer lugar volvieron a utilizar las contratapas insulsas de un color de los 80. Por otro lado los libros internos de los CDs eran bastante tristes presentando solo las letras sobre fondo blanco y alguna imagen originalmente incluida en el LP puesta de prepo en las paginitas del medio del librito y en la ultima pagina, lo mas desconcertante: una publicidad de la reedicion de la discografía que lo sacaba a uno totalmente de atmósfera al escuchar el disco siguiendo las letras. Cabe destacar por otra parte que ninguna de las ediciones inglesas traía bonus tracks.

En fin, pasaron los años y el MP3 se llevó toda la atención. El pobre CD tuvo que hacer algo para que se acordaran de el nuevamente así que aparecieron las reediciones especiales de discos clásicos. El sonido del CD ya no era lo mas importante, ahora la industria tenía que apelar al packaging y al impacto visual por lo cual a principios del nuevo milenio se editaron versiones visualmente espectaculares de discos clásicos sueltos o en colecciones repletas de material inédito, DVDs y demás.

En este marco el fanático de Queen esperaba ansiosamente la inminente reedicion de la colección queenera.

Las expectativas subieron considerablemente cuando todos presenciamos el excelente trabajo de reedicion que realizó EMI con la discografía de los Beatles re-lanzada en el 2009, donde las horripilante cajas de plastico con contratapa blanca de los 80 fueron reemplazadas por unas impecables cajas desplegables de cartón brillante con el arte de tapa orginal de los vinilos, libros internos de mas de 30 paginas expandidos con imágenes inéditas de epoca e información sobre cada disco en si y sobre su grabación, ademas de un minidocumental extra que venía en el mismo CD de cada disco.

Sin embargo todas esas expectativas estaban a punto de derrumbarse brutalmente.

Todos dudamos derrepente cuando oímos que Queen se había cambiado de EMI a Universal. Pero lo peor llegaría este mismo año con las largamente esperadas reediciones.

Tristemente solo hay defectos para enumerar acerca de esta nueva discografía y quedan muy pocas virtudes al respecto:

Cuando uno entra a un local y tiene que observar varias veces un disco para cerciorarse de que se trata de una reedicion es que definitivamente hay algo mal y que uno de los peores aspectos de las ediciones viejas ya fue pasado por alto: la nefasta e hiper-rompiblemente odiosa cajita de plástico.

dando vuelta el disco al tomarlo de la gondola nos llevamos otro golpe bajo: si, señores, en pleno año 2011 y luego de presenciar las impecables contratapas de las reediciones de los Beatles, Queen ha vuelto a las contratapas de color solido y letras cuadradas de los CD horribles de los 80 y 90.

Pero momento que los pasos en falso no terminan ahí: por empezar la banda (o la compañía) tomó la molesta decisión de editar solo los 5 primeros discos dejando las otras tandas para meses venideros.

Pero lo más indignante de todo es el “material extra” y creanme que las comillas nunca estuvieron mejor puestas: Cada disco viene con unos 6 o 7 temas extra y no tuvieron una idea mas criminal y delincuente que ponerlos en un CD aparte. Que tiene eso de malo? no solo los temas entran tranquilísimamente en el mismo CD donde esta el disco original (recordemos que los LPs no excedían los 45 minutos de duración mientras el CD tiene 80!!!), sino que esto lo transforma en el acto en un CD doble cuyo costo en mi bello país es de nada menos que 80 FUCKING PESOS!!!!!!!.

Lo peor es que no hay ninguna rareza verdadera entre esos temas extra que no haya sido ya publicada en algun Bootleg a los que hoy en día cualquiera tiene acceso relativamente fácil. No solo eso sino que entre los temás extra se encuentran versiones en vivo que ya fueron publicadas en discos en vivo oficiales de Queen!!!

La verdad es que Queen ha desaprovechado una oportunidad de oro de renovar su material discográfico cagándola mas de lo que ya la había cagado…

Personalmente compré solo uno de los discos y me niego a comprar los demás ya que estas reediciones me parecen un robo a mano armada. Teniendo en cuenta que soy un comprador compulsivo de discos y especialmente de Queen, no es un dato menor.

Lo unico minimamente bueno que tuvo esta campañia de reedicion queenera es un disco que no es ninguno de los originales, se trata del nuevo Deep Cuts Vol.1, que contiene canciones de los primeros 5 discos de Queen que son consideradas las mejores por fans y cercanos a la banda sin haber sido hits y la verdad que la selección de temas da justo en el blanco. Esos son muchos de los temas que siempre he defendido hasta el hartazgo de Queen y que de haber tenido la difusión suficiente hubieran hecho de Queen algo mucho mas grande de lo gigantesco que ya de por sí fue…

Asi que en el fondo me hace bien que al menos Universal haya hecho algo de justicia diferida en ese asunto.

Pero fuera de eso se los digo de corazon: estas reediciones son una ESTAFA!!!!!!!!!

obviamente mi amor enfermizo por Queen no cambiara y mientras tenga mis ediciones originales en vinilo de la coleccion de Queen, puedo dormir en paz

Un abrazo a todos y hasta la prossssima…

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!