Pearl Jam y Black Keys, Buenos Aires, 2013: Irrepetible

Lo malo de leer las noticias sobre un recital de nuestras bandas favoritas en nuestro país, es que la gente habla por hablar sin sentimiento y sin saber un pomo sobre quien esta en el escenario solo para subir una noticia antes que otro…

Lo bueno es que Pearl Jam y los Black Keys son dos de mis bandas favoritas y yo tengo un blog en mi poder… muahahahaa.

Así que si estan cansados de leer o escuchar a los Bebes Contepomi hablar sin fundamento, he aquí la experiencia en carne propia de un verdadero fan de estas dos bandazas.

Primero Pearl Jam:

Eddie Vedder y compañía finalmente decidieron volver despues de darse cuenta lo irresistible que somos como público rockero (no seamos modestos, sabemos que es asi).

El setlist varió considerablemente con respecto a su ultima visita del 2011, claro, sin contar los temas infaltables (Even flow, Alive, Jeremy, Yellow Ledbetter, Better Man, etc.). Es así como, de la misma manera que la banda nos deleitó en la visita pasada con rarezas como “You Are” de Riot Act (2002), o “Smile” de No Code (1996), esta vez volvieron a tocar las fibras sensibles del fanatico mas exigente con joyitas ocultas del catalogo de la banda como “In Hiding” de Yield (1998), un tema que sin duda esta entre mi Top 3 personal de la banda.

Esto se debe a que el sello caracteristico mas importante de la banda es la resistencia a tocar dos veces el mismo setlist y comprueba a la vez que esta no es una banda que se pueda absorber completamente en un solo recital.

Los que conocen la música de Pearl Jam sabrán que esta banda es una montaña rusa de emociones que te lleva de hacerte bosta la garganta cantando temas como “Animal” a reflexionar e incluso ponernos un nudo en la garganta con temas como “Wishlist”. Este viaje emocional logicamente se ve potenciado en vivo y hace que no haya otro show como el de Pearl Jam, sobretodo porque todo gira alrededor de la música y NADA MAS.

El punto mas alto del recital, en mi opinion, y al igual que la ultima vez que vinieron, fue “Jeremy”. La intensidad de esa cancion en vivo te dinamita la cabeza en mil pedazos como ninguna otra…

Toda esta avalancha de rock quedo tambien condimentada por esa capacidad que tiene Eddie Vedder de darte ganas de subir al escenario y darle el abrazo mas grande de tu vida.

Destaca tambien la honestisima expresion atonita de los miembros del grupo (sobre todo de Eddie y de Jeff Ament) ante los canticos del publico argentino.

En conclusión: Pearl Jam no falla nunca. Durante los ultimos 11 o 12 años han adoptado un metodo de show hiper-flexible que nunca aburre ni a ellos ni al publico. No hay escenografias complicadas que no funcionen ni frases calcadas de un recital a otro que puedan salir mal.

Honestidad bruta por parte de una de las bandas de rock mas grandes de los ultimos tiempos.

Los esperaremos nuevamente… y seguire yendo cada vez… aunque lo organicen los forros olímpicos de Livepass

The Black Keys:

El haber visto esta noche a los Black Keys en vivo fue una casualidad cosmica que todavía no puedo creer que haya pasado, ya que cuando saque mi entrada fue solamente para Pearl Jam y no había nadie mas en el cartel.

Durante todo el año pasado profundicé en el catalogo de estos muchachos y han sabido convertirse en otra de mis bandas predilectas, no al nivel de PJ pero si un Top 10.

El día que anunciaron que la banda tocaría tambien ese día yo acababa de comprar mis ultimos dos vinilos restantes de ellos en Ebay y a los pocos minutos casi como guionado, recibi la noticia…

El show de los Black Keys es todavia muchisimo mas descontracturado que el de Pearl Jam, a pesar de que ellos si suelen tener un setlist fijo cada show. La flexibilidad la provee el estilo de rock bluesero garagero con el cual la banda puede ir en cualquier direccion durante una sola cancion.

Si bien esta banda se hizo conocida con los ultimos dos discos (Brothers y El Camino), su material de antaño tiene muchisimo mas impacto en vivo. Lo irónico es que este material viejo es tocado solamente por Patrick Carney y Dan Auerbach (bateria, guitarra y voz) sin la banda soporte (bajo y teclados) que utilizan para los temas mas nuevos, y aun asi suena con el doble de potencia.

Los puntos mas altos fueron para mi esos temas “viejos” como “Thickfreakness” del disco del mismo nombre (2003), “Girl Is On My Mind” de Rubber Factory (2004) o “Your Touch” de Magic Potion (2006). El sonido de la guitarra sucia y bluesera de Dan Auerbach claramente fue la estrella del show.

A diferencia de Eddie Vedder y su caracteristica carisma de lider espiritual y humano, el encanto de Dan Auerbach reside en el hecho de que es un tipo comun y corriente con una guitarra en un escenario por ende su conexion con el publico es tan sincera como la de Eddie Vedder pero desde otro angulo. Digamos que ambos son queribles a su modo.

En conclusión ver a dos de mis bandas favoritas una misma noche es algo que dudo que se repita y me alegro de haber saboreado hasta el ultimo segundo…

De la organizacion y del lugar no voy a hablar porque deberia hacer una nota a parte para defenestrar a Pepsi y Livepass, y prefiero mantener las buenas vibras… por ahora…

Por mi parte, voy a seguir recuperandome del impacto emocional de esta noche…

Si es que llegaron a este post, gracias por leer y bien por ustedes por evitar las notas de medios renombrados que no cazan un fulbo… ni de Pearl Jam ni de los Black Keys…

Así somos los fanaticos…

Hasta la procksima, queridos olorosos!

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!