Led Zeppelin

Led Zeppelin III

1970

En menos de un año y con dos discos Led Zeppelin había cambiado el curso de la música y creado un rock mucho mas duro y pesado que el de sus contemporáneos. Sin embargo estos cuatro músicos tenían demasiado para decir artísticamente como para quedarse encasillados en un solo estilo. Su tercer disco se dedicaría a explotar esta versatilidad de la que ya habían incluido algunas muestras en los primeros dos.

Led Zeppelin II había sido un éxito comercial y la banda arrancó la década de los 70s en el marco de su gira de promoción. Para cuando la gira terminó estaban totalmente agotados. Luego de algunos ensayos y grabaciones sueltas durante los cuales se originó la nueva canción Since I’ve Been Loving You, era tiempo de unas merecidas vacaciones.

Robert Plant invitó a Jimmy Page a pasar unos días en una cabaña en medio de las montañas de Gales, llamada Bron-Yr-Aur. La cabaña se encontraba en el medio de la nada, sin electricidad ni agua corriente, pero el dúo había llevado consigo un par de guitarras acústicas. En seguida se encontraron escribiendo nuevas canciones totalmente acústicas y bastante influenciadas por el entorno austero y pacífico de Bron-Yr-Aur.

Después de unos dias Page y Plant se reagruparon con John Bonhman y John Paul Jones para trabajar en un nuevo disco. Para no cambiar bruscamente de ambiente y volver en seguida a la ciudad, decidieron empezar a grabar en una antigua mansión llamada Headly Grange. La casa se volvería célebre gracias a Led Zeppelin. La banda utilizó el legendario estudio móvil de los Rolling Stones, que había sido ideado por estos últimos para escapar del ambiente poco inspirador de los estudios de grabaciones y convertir cualquier ambiente en una facilidad de grabación profesional, y que fue también utilizado por varios artistas durante los 70, como Deep Purple o Fleetwood Mac.

Las sesiones pronto continuaron en los estudios Olympic de Londres, donde la banda terminó de registrar los temas mas eléctricos del disco como Immigrant Song y Out On The Tiles. El primero sería lanzado como single en ambos lados del atlántico.

Este disco marca un cambio de rumbo significativo para Zeppelin. Mas de la mitad del mismo está compuesto por canciones de folk y baladas acústicas e incluso los temas mas rockeros se alejan un poco de la influencia puramente blusera de los dos primeros discos. Podría decirse que Since I’ve Been Loving You es la única canción que retoma la atmósfera de Led Zeppelin I y II, e incluso pasaría a reemplazar a I Can’t Quit You Baby del primer disco como el momento de blues lento en los shows en vivo de la banda.

El resto del disco es casi un esfuerzo consciente de alejarse de los encasillamientos y las etiquetas. Escuchamos a la banda ejecutar estilos por los cuales no son conocidos y ejecutándolos con igual energía y efectividad. Volvemos a escuchar influencias de oriente en canciones como Friends, con un arreglo de cuerdas de John Paul Jones y la guitarra acústica de Page en una de las tantas afinaciones abiertas inusuales con las cuales experimentaría a lo largo de la discografía de la banda.

Todas las canciones “eléctricas” del disco se encuentran en el lado 1 mientras que el lado 2 es totalmente un experimento acústico. Incluso Bron-Yr-Aur Stomp, que había sido concebida unos meses antes como una canción eléctrica, recibió un tratamiento acústico para este disco. Otra consecuencia peculiar del estilo general del disco es que es el trabajo de Zeppelin con menos presencia de John Bonham. Sin embargo “Bonzo” compensó su falta de presencia en la batería aportando en varias armonías de voces e incluso compuso la canción Out On The Tiles por cuenta propia.

Era de esperar que después de convertirse en los estandartes del rock pesado y eléctrico de los 70s, este disco mayormente acústico desorientara en un principio tanto a los fans como a la crítica, sin embargo el disco se ha revalorizado considerablemente a lo largo de los años y fue gracias a esta apertura de barreras de estilo que la banda pudo ampliar su sonido aún mas en los próximos discos sin perder la impronta rockera.

Con este disco la banda estuvo mas consciente que nunca de lo que eran realmente capaces, y lo volcarían todo en sus próximas composiciones. Los que pensaban que Led Zeppelin había perdido el rumbo iban a quedar pintados con el lanzamiento de su próximo disco…

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!