Led Zeppelin

Led Zeppelin

1969

Un grupo de músicos juntados a los apurones para cumplir obligaciones contractuales terminarían formando una banda con un impacto tan grande en la historia del rock, que a partir de allí la potencia o efectividad de cualquier banda para tocar rock se mediría con sus estándares.

Los Yardbirds habían sido una banda particular dentro de la camada de bandas británicas de la “british invasion” de principios de los 60. Si bien no gozaron del éxito comercial de contemporáneos como los Rolling Stones o The Who, fue la cuna de 3 de los guitarristas mas importantes de la historia: Eric Clapton, Jeff Beck y Jimmy Page. Beck entraría en reemplazo del joven Clapton quien se unió a los John Mayall’s Bluesbreakers en 1965, mientras que Page, ya un celebre y experto músico sesionista desde 1963, entraría como bajista temporal en 1966, alternando el bajo por la guitarra y creando una de las primeras alineaciones de doble primera guitarra de la historia junto a Beck, hasta la partida de este último a fines de ese mismo año.

El grupo siguió experimentando con el blues pesado y psicodélico que había sido popularizado en 1967 por Cream y The Jimi Hendrix Experience, sin embargo a principios de 1968 las diferencias creativas los llevaron a la separación forzada cuando todos los miembros del grupo excepto Page anunciaron su partida. Page se quedó con los derechos del nombre Yardbirds y la obligación contractual de una gira por Escandinavia.

El joven guitarrista se vio en apuros de armar una alineación inmediatamente para cumplir con tales conciertos. Su primera elección fue su colega sesionista y músico prodigio John Paul Jones en el bajo, aunque Jones también era un talentoso arreglista y tecladista. Sus otras dos elecciones en mente eran Terry Reid como cantante y BJ Wilson como baterista, ambos conocidos en el circuito de sesionistas. Reid declinó la propuesta pero le recomendó a un joven cantante llamado Robert Plant. Plant y Page se juntaron a charlar de música y en seguida surgió una química instantánea. Plant eventualmente recomendó a su amigo y compañero en Band Of Joy, John Bonham como baterista del nuevo grupo.

En un momento de alineación de los planetas del rock en septiembre de 1968, Page, Plant, Jones y Bonham ensayaron juntos por primera vez y la unión funcionó perfectamente desde el minuto 1. En pocos días estaban incluso componiendo nuevas canciones las cuales interpretaron durante los shows en Escandinavia bajo el nombre de The New Yardbirds.

De regreso en Inglaterra era claro que la cosa iba en serio. Page rebautizó la nueva banda como Led Zeppelin, inspirado en una broma del baterista de los Who Keith Moon sobre un zeppelin de plomo o “lead zeppelin” pero sin la “e”. No había pasado ni un mes del primer ensayo antes de que la banda se metiera al estudio para grabar este disco debut.

Como todavía no habían firmado contrato con ninguna discográfica fue el propio Page quien financió las sesiones de grabación en los célebres Olympic Studios de Londres. La desventaja fue que tuvieron que comprimir todo el trabajo de grabación en solo 36 horas netas, pero la ventaja fue la libertad de grabar sin las presiones ni trabas de un sello discográfico, algo extremadamente inusual hasta entonces.

Esta libertad también le dio a Page como productor del disco la libertad de experimentar con todo lo que había aprendido en sus años como sesionista recorriendo estudios. Fue el primero en experimentar con el sonido de ambiente, una técnica clave en la identidad del sonido de Zeppelin. Hasta ese entonces la mayoria de los instrumentos se grababan con micrófonos pegados a los amplificadores y las baterías encerradas en paneles para absorber ecos y resonancias. Page por su parte aprovechó este sonido de espacio para grabarlo y usarlo de reverberación natural, lo cual crea la ilusión de un sonido mucho mas grueso,amplio y abarcativo en vez de seco y filoso como sonaban la mayoría de las grabaciones hasta entonces. Al mismo tiempo este “eco natural” hacía que los discos aprovecharan mejor las ventajas del joven sistema stereo.

La banda finalmente firmó contrato con Atlantic Records y el disco salió a la venta en enero de 1969 y causó furor entre los compradores de discos, aunque, como solía pasar históricamente con la crítica de rock británica de los 60s y 70s, el disco no fue bien recibido en el momento de su publicación. Poco importaba la crítica. A los pocos meses de publicado este disco le había pegado un cachetazo al rock y se había convertido en un fenómeno sin ser impulsado por ningún single, al menos en el Reino Unido. Atlantic por su parte lanzó Good Times Bad Times como primer single americano de la banda.

El disco es una carta perfecta de presentación del primer Led Zeppelin. Casi un disco puramente de blues, pero un blues duro, agresivo lleno de volumen, oscuridad y distorsión. Solo alcanza con espiar cuales eran los discos contemporáneos a este para descubrir que en aquel momento nadie había escuchado nada igual. Desde los primeros golpes de Good Times Bad Times ya sabemos que estamos en un nivel de potencia inexistente antes de 1969. Zeppelin era blues-rock en esteroides y pronto crearon la plantilla para lo que sería el denominado hard rock durante la década siguiente.

John Bonham golpeaba su enorme batería con una furia inédita y a la vez logrando una complejidad y una dinámica incomparables. Jimmy Page había logrado distorsionar su guitarra como nadie antes, creando no solo ruido y filo sino un sonido amenazador que terminaría de moldear lo que se convertiría no mucho tiempo después en el primer heavy metal. Robert Plant dejaba la garganta y el alma en cada nota, logrando volúmenes nunca antes escuchados. Era tal la potencia de su voz que en muchas de las canciones del discos se oye el eco de sus pistas de voz filtrándose a las pistas de los otros instrumentos. John Paul Jones era el equilibrio perfecto como bajista entre la prolijidad y moderación pero adornada con muchos momentos de “escuchaste lo que hizo ahí??”. El sonido corpulento de su Jazz Bass se entrelaza perfectamente tanto con la batería enorme de Bonham como con los riffs filosos de Jimmy Page.

Desde el primer trabajo Zeppelin ya nos muestras que sus intereses no se encadenan totalmente al blues. Black Mountain Side es una pieza instrumental con influencias indias. Babe I’m Gonna Leave You era una balada folk dramática, anteriormente grabada en 1960 por Joan Baez y Your Time Is Gonna Come estaba compuesta sobre una base de órgano Hammond tocada por Jones.

Sin duda es Dazed And Confused el plato fuerte del disco. Un blues lento pesado y tétrico que comenzaba con un estremecedor riff de bajo de jones y de a poco iba sumando todas las fortalezas de la banda a medida que se acercaba a un climax explosivo. La canción podía llegar a durar mas de 20 minutos en vivo y se convirtió en la excusa para la sección de zapada improvisada de todos los shows.

Un disco grabado casi totalmente en vivo con algunas pocas sobregrabaciones de guitarras y voces adicionales anunciaba la llegada de una banda que comenzó de cualquier forma menos de forma moderada su increíble recorrido. Pero era solo el comienzo.

Avatar for juanivitale

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!