Soda Stereo

Dynamo

1992

Con Canción Animal y su respectiva gira, Soda Stereo había alcanzado un zenith, tanto en el estudio y en vivo como en éxito comercial y crítico. La única forma de seguir adelante después de tal tsunami para una banda que nunca se quedaba quieta era realizar el cambio de rumbo sonoro mas grande de toda su carrera. Eso fue, a grandes rasgos, Dynamo.

Para 1992 Soda Stereo había logrado triunfar en todos los planos a un nivel sin precedentes en el rock primero argentino, y eventualmente latinoamericano. La marea de 250.000 personas en el gigantesco show en la 9 de Julio, en su ciudad natal y en el cierre de la gira de promoción de lo que, hasta hoy sigue siendo su disco mas importante y representativo (Canción Animal) parecía el épico final de una increíble “biopic”. La banda misma se sintió de la misma manera al punto tal de que se sentían completamente desorientados luego de haber alcanzado ese nivel de gigantismo.

A principios del 92 hubo una breve gira por España, un mercado que les seguía siendo esquivo. Sin embargo la gira no tuvo la respuesta que se esperaba y fue en ese momento que se dio el primer parate importante en la carrera de la banda y la primera vez que se presentaron fuertes rumores de separación.

Los rumores cobraron aún mas fuerza cuando a principios de ese mismo año Cerati grabó el disco Colores Santos junto a Daniel Melero, quien había sido un gran colaborador conceptual en Canción Animal. Es por este tipo de cosas que la leyenda dejaría mal parado a Melero como una especie de “Yoko Ono de Soda Stereo”, sin embargo era el propio Cerati que ya desde ese momento no tenía tapujos en expresar su necesidad de alejarse del grupo, aunque sin contemplar en aquel momento una separación definitiva.

Todavía en 1992 pero luego de ese tan necesario parate la banda armó su propio estudio, Supersónico. Este nuevo proyecto representó un cierto renacer de la energía y las ganas. En esas primeras zapadas en su nuevo espacio fueron encontrando un nuevo sonido, totalmente diferente (aún mas) a todo lo que habían hecho antes. La joven década del 90 traía todo un nuevo torrente de influencias, desde el “shoegazing” europeo, la música electrónica y seguramente tambien el Achtung Baby de U2 en el cual la banda irlandesa pegaba un volantazo estilístico muy similar al que Soda Stereo pegaría con Dynamo.

Nuevamente con la colaboración de Melero, la banda esta vez comenzó a jugar con samplers y maquinas y a crear un sonido mucho mas experimental. El nuevo material no se enfocaba tanto en el formato canción, sino en crear atmósferas, ambientes o tapices sonoros. Había mas ruido que melodía. Pero ruido controlado y bien utilizado. Cerati adopta un estilo vocal mucho mas relajado y deliverádamente menos demandante que en discos anteriores, lo cual según él, contrastaba perfectamente con lo “ruidoso y violento” de la música del disco.

Sin duda fue el movimiento artístico mas arriesgado y brutal de toda la discografía de la banda, lo cual generó a la vez una bisagra, mediante la cual fueron abandonados por muchos fans de primera hora, pero a la vez adoptados por muchísimos otros de nuevas generaciones. Era difícil creer que una banda atravesara tantos estilos musicales, visuales y públicos objetivos en tan solo 8 años de carrera. Quizás sean los Beatles el ejemplo mas a mano para hacer un paralelo de tal fenómeno.

Dynamo es lógicamente un disco difícil de digerir para los fans del primer Soda Stereo, sin embargo es un disco que al escucharlo con la mente abierta resulta super entretenido. Las guitarras sumergidas en efectos y mezcladas casi indistinguiblemente con samplers son casi una constante del disco y crean un sonido verdaderamente hipnótico y atrapante. Contrastan la claridad con la que se escuchan la batería de Charly Alberti y el bajo de Zeta Bosio. La mayoría de las canciones se basan en la repetición de patrones al estilo “loop” sobre los cuales se deslizan voces aletargadas y letras surrealistas.

El disco no tiene ningún “hit” si lo ponemos en paralelo con trabajos anteriores, sin embargo si existen temas representativos como Primavera 0 (el único en contar con video promocional) o Luna Roja que era quizás el tema mas “pop tradicional” de todo el álbum.

El éxito de Dynamo con las nuevas generaciones impulsó a su vez el boom del llamado “rock sónico” en Latinoamerica, impulsado por bandas y artistas que priorizaban lo arriesgado y lo experimental por sobre lo tradicional o clásico. Parecía que Soda había alcanzado un “segundo aire” después de tanta incertidumbre post Canción Animal, sin embargo parecía que la banda ya iba entrando lentamente en una crisis irreversible. La gira de Dynamo duró a penas mas de un mes y varios shows fueron cancelados.

Al poco tiempo Gustavo Cerati se fue a vivir a Chile con su mujer mientras Charly Alberti y Zeta Bosio se quedaron en Buenos Aires. Los rumores de separación vuelven, esta vez lógicamente, mas fuertes. Sin embargo a Soda Stereo todavía le quedaba un as bajo la manga.

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!