Soda Stereo

Canción Animal

1990

Finalizando los 80 Soda Stereo era sin duda alguna la banda mas grande de toda Latinoamérica. Doble Vida había sido el punto máximo del primer sonido mas pop de la banda con vientos en abundancia y estilos diversos. Pero para una banda que se negaba a quedarse anclada a un solo sonido, el siguiente paso lógico fue ir en la dirección opuesta, y en el proceso crearon uno de los discos mas influyentes del rock latinoamericano.

En sus 4 primeros discos Soda Stereo había buscado perfeccionar un sonido pop, cada vez mejor grabado, mejor ejecutado y mejor tocado en vivo, quizás a un nivel de calidad poco visto en tierras latinas. De más está decir que lo lograron y con creces, pero el inicio de una nueva década despertó también en la banda la necesidad de pegar un volantazo en cuanto a su sonido. De buscar algo mas crudo, mas primitivo, pero a la vez mucho mas maduro y que precisamente lograr un impacto y un tamaño a fuerza de esa crudeza. Diciéndolo en castellano básico, Soda Stereo quería hacer esta vez un disco de ROCK de pura cepa.

Todas las canciones del disco fueron escritas de un tirón y exclusivamente para el disco, de forma similar a lo que había ocurrido con el tercer disco Signos (junto con este son los dos discos de Soda favoritos de Gustavo Cerati). Atrás habían quedado las influencias funk, synth, new wave o ska de discos anteriores y tenemos un sonido que quizás le debe mucho mas al rock de los 70s con riffs filosos de guitarra en muchas de las canciones como Sueles Dejarme Solo, (En) El Séptimo Día o De Música Ligera.

El disco fue grabado en los estudios Criteria de Miami. Los propios Cerati y Zeta Bosio asumieron el rol de autoproductores, aunque por supuesto contaron con la asistencia del ingeniero Mariano Lopez, con quien habían trabajado por última vez en Signos. Daniel Melero estuvo muy involucrado en la realización del disco como colaborador en la composición y aportes en cuanto a lo conceptual. El músico argentino Pedro Aznar también fue convocado para componer varios arreglos vocales de las canciones del disco. La mayoría de las canciones incluyen también a la percusionista Andrea Alvarez y el tecladista Tweety Gonzalez como músicos invitados.

Este cambio de sonido vino como anillo al dedo en varios niveles. Por un lado Soda parecía casi anticipar lo que pasaría al año siguiente del lanzamiento de este disco en el mercado anglosajón, cuando estalló la fiebre del “grunge” entre 1991 y 1992, en la que bandas como Nirvana o Pearl Jam devolverían la atención de la prensa mundial a un rock mas crudo y orgánico después de una década llena de efectos y superproducción tanto sonora como visual.

Por el otro lado con este disco Soda escapa al fantasma de las comparaciones a otros artistas ingleses y americanos, que los acecharon durante sus primeros 4 discos (a veces de forma justificada, otras no tanto). Esta decisión de adoptar un sonido mas espontáneo y rockero se combinó con las horas de vuelo y práctica de una banda acostumbrada a ejecutar canciones con una precisión matemática pocas veces viste en el rock de cualquier país. El resultado de esta mezcla es un sonido de rock clásico, pero único e irrepetible que escapa a cualquier paralelo. Quizás fue por esto que Canción Animal se convirtió en el disco mas importante, influyente y representativo de Soda Stereo.

Sin duda este carácter mas directo del disco dio origen a muchos himnos de la banda que terminaban a veces teniendo mas impacto en vivo que en el propio disco, como el ya mencionado De Música Ligera, Hombre Al Agua o Un Millón de Años Luz.

Es dificil encontrar una canción de relleno en este disco. Incluso la canción mas “modesta” del disco, 1990, es una hermosa canción pop acústica en clave Beatle con un gran aporte de Pedro Aznar desde los arreglos vocales.

Canción Animal no solo representó un pico creativo de Soda Stereo, sino también de popularidad y aceptación de la crítica, sobre todo en Argentina. En el marco de la promoción del disco, a los dos shows llenos en el estadio de Velez, se sumaron 14 funciones en el teatro Gran Rex (de cuyas grabaciones se originaron las canciones del EP Rex Mix) y una histórica presentación ante 250.000 personas en la avenida 9 de Julio de Buenos Aires, en el marco del festival Mi Buenos Aires Querido.

Era el momento de Soda Stereo en la cumbre. A partir de allí las cosas se irían volviendo mas y mas confusas dentro del seno de la banda y empezarían a gestarse las razones y contexto que provocarían la eventual disolución de la banda unos años después.

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!