El Album y el Single en la historia del Rock

Un nuevo niño llamado Vinilo

Cuando nació el Rock entre fines de los 50 y principios de los 60, la música popular era una industria regida por reglas bastante estrictas que se seguían a rajatabla. La extinción del disco de pasta de 78rpm con una canción de cada lado y el nacimiento del vinilo se dieron casi al mismo tiempo. El flamante y durable nuevo formato venía en dos versiones principales: Por un lado, un disco de 12 pulgadas a 33rpm (Long Play) con unos increíbles 20 minutos de duración y por el otro lado el disco de 7 pulgadas a 45rpm (Single) reemplazaba la función de un solo disco de pasta de 10 pulgadas de incluir una canción por lado, pero esta vez en un material resistente, un tamaño portable y un precio mucho menor.

El concepto de “álbum” en la historia de la música nació literalmente con un álbum (de ahí el término) entre los años 30 y 40. Una carpeta que incluía fundas con varios discos de 78rpm de pasta con dos canciones por disco. En general se publicaban con el fin de recopilar varios discos de un mismo artista o compositor o varias piezas de una misma opera y cosas por el estilo (casi un ancestro de lo que hoy es un boxset). Con el nacimiento del Long Play, se reeditaron varias de estas colecciones incluyendo las canciones de estos varios discos en un solo disco de 33rpm de 12 pulgadas y a partir de ese momento el LP comenzó a usarse con fines recopilatorios.

Sin embargo el objeto mas importante de la música popular en ese momento era el Single. Los artistas grababan canciones todo el tiempo e iban lanzando singles con las que mas éxito comercial prometían. A su vez varias copias de estos singles eran enviadas a las radios para su difusión.

El nuevo orden

Durante la década del 60 la industria discográfica se daría vuelta por completo. La revolución la inciarían 4 flequilludos de Liverpool y varios de sus colegas. Los Beatles también iniciaron su carrera enfocándose en el Single al igual que todos. Sin embargo desde un primer momento EMI entendió que el grupo tenía tanto éxito entre los jóvenes que estos comprarían todo lo que tuviera el nombre Beatles en la portada, por lo cual también introdujeron a los Fab Four en el mercado del LP. El primer LP de los Beatles Please Please Me, salio en 1963 cuando los Beatles ya tenían dos singles muy exitosos lanzados, el primero de ellos hacía ya 6 meses (una tonelada de tiempo para 1963) por lo cual sería bastante inexacto llamar a este como un “disco debut”. El fin de ese LP era compilar las 4 canciones de esos singles (como lo indica el eslogan en su portada) junto con 10 nuevas grabaciones que no apuntan a la difusión en la radio sino a ofrecer una muestra del repertorio de los Beatles en vivo de ese momento.

A partir de su segundo LP With The Beatles, se estableció una formula muy clara para los álbumes ingleses de los Beatles que seguirían todos los nuevos grupos surgidos a partir de ese momento: Los LPs no incluirían canciones publicadas como singles. La idea era que toda la atención estuviera puesta en el single, siendo un formato mas barato y fácil de vender, mientras que el LP servía como una colección de “bonus tracks” para el fan. Una colección de canciones grabadas durante las mismas sesiones que los singles pero sin intenciones de publicarse como tales.

Living in America

Del otro lado del charco en Estados Unidos, el mercado de la música popular iba por otro lado. El Single también era el formato de mayor venta y difusión ademas del objeto sobre los cuales los artistas ponían todo su esfuerzo, sin embargo los americanos tenían la visión de que para sacarle jugo comercialmente a los LPs, estos debían incluir las canciones publicadas como singles, o los llamados “hits”..

Cuando los Beatles abrieron el mercado para el rock ingles en EEUU con su primera visita en 1964, la música de todos los grupos ingleses tuvo que publicarse en USA bajo las normativas del mercado americano para asegurar que el publico americano la consumiera. Esta es la razón por la cual, los LPs americanos de grupos ingleses tenían muy poco o nada que ver con los discos que eran publicados paralelamente en su país natal. Mientras que los discos ingleses incluían canciones grabadas especialmente para el LP y en el mismo marco temporal, los discos americanos incluían esas mismas canciones mezcladas con las que iban quedando en el camino desplazadas por el lugar en los discos que ocupaban las canciones de los singles, y por encima de esto los sellos americanos elegían su propio orden, foto de portada y nombre del disco, ademas de hacer muchas veces su propia mezcla, agregando una tonelada de “eco” que era una marca registrada del sonido americano de los 60. TODO esto se hacia con aprobación pero sin supervisión de los propios artistas (por obvias razones geográficas), por lo cual pasaban a ser casi discos “piratas” autorizados.

Rubber Soul y el cambio de paradigma

En 1965 hubo muchos sucesos gigantes en la historia del rock, al punto de que casi podría considerarse como el año 0 del nuevo testamento de la misma. A fines de ese año los Beatles altamente influenciados por la madurez, seriedad e ingenio de la nueva música eléctrica de Bob Dylan, decidieron pegarle un volantazo violento a su forma de componer. Era el fin de las canciones de amor adolescente ingenuo y las melodías cantarinas. En su lugar había baladas acústicas mas sombrías y complejas, con letras rebuscadas e intelectuales ademas de experimentos raros de grabación como guitarras distorsionadas, instrumentación hindú y varias cosas mas. Eran tantas las ideas y canciones nuevas y todas parecían tan relevantes y revolucionarias que de repente a los Beatles les quedo chico el Single de dos canciones. Por primera vez un Álbum (Rubber Soul) tenía una identidad propia. Un conjunto de canciones con un hilo conductor (que en este caso era el cambio de enfoque en la composición y la “maduración”) grabadas especialmente para un proyecto de disco concreto y pensadas para sonar en armonía una atrás de la otra. Y por primera vez un LP tendría tanta o mas difusión y repercusión que un single.

Rubber Soul cambió el juego. De a poco los artistas comenzaron a pensar en como sacarle provecho al formato del LP en vez de usarlo solamente para rejuntar canciones grabadas sin una razón particular. Durante 1966 discos como Pet Sounds de los Beach Boys, Blonde On Blonde de Dylan o Revolver de los propios Beatles indicaría que este cambio de foco hacia el larga duración era una realidad.

El punto de inflexión de este renacimiento del álbum llegó de la mano de la obra magna de los Beatles, Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Ya no solo eran canciones sueltas con hilo conductor, sino que muchas canciones casi no estaban separadas entre si y se fundían unas dentro de otras. De alguna manera era el nacimiento mainstream del disco conceptual (aunque no es el mejor ni el primer ejemplo de tal).

A partir de ese momento el single paso a un costado y sirvió bien para publicar canciones sueltas o cortes de difusión que se desprendían de un LP especifico, que ahora pasaba a ser el formato de mayor atención y ventas de la música popular con su apogeo durante la primera mitad de los 70 cuando bandas de rock progresivo llegaron a componer canciones que ocupaban todo un lado del disco o bien disco dobles o hasta triples!

En los 80 con la llegada de MTV, el single de difusión ahora vendría acompañado de un videoclip que durante el apogeo del video a fines de la década podía llegar a requerir tanto o mas presupuesto que la grabación del propio disco. La llegada del CD eventualmente mataría al Single como disco físico en si, y en su lugar el video pasaría a ocupar su función, mientras que las ventas estarían enfocadas en el álbum.

Podríamos afirmar que este es el modelo que se mantuvo hasta nuestros días, aunque nuevamente nos encontramos en el ojo de huracán de un nuevo cambio.

Y ahora?

Es increíble como en menos de una década internet ha revolucionado la forma de consumir TODO. Y por supuesto la música no fue la excepción. Spotify finalmente fue la empresa que puso fin al conflicto de la piratería y la descarga de MP3 ilegales. Con una modesta suscripción el publico puede reproducir música desde cualquier dispositivo con la aprobación de las propias discográficas. Mientras que el CD ha prácticamente muerto como medio físico, el vinilo tuvo un renacer masivo. Solo que hoy en día es mas un objeto de “lujo” en vez de ser el único formato disponible, como ocurría en su “primera vida”. Spotify permite escuchar cualquier disco sin necesidad de comprarlo. Si estamos realmente interesados en llevar la experiencia a otro nivel, podemos comprar la versión en vinilo. Si no es así, la música que nos gusta queda cómodamente descansando en nuestro celular o PC.

Todo este fenómeno de la disponibilidad instantánea hizo que la expectativa e interés por discos nuevos de artistas contemporáneos decaiga y que deje de ser redituable invertir tanto tiempo y dinero en un LP como pasaba hace 15 o 20 años. En vez de eso los artistas, sobre todo en el pop, volvieron al concepto de Single, grabando de a una o dos canciones por vez y lanzándolas por separado y a veces ni siquiera lanzando álbumes que las incluyan. Solo que esta vez no se trata de un disco de 7 pulgadas, sino un video en youtube o una canción en Spotify.

Sea cual sea el futuro está claro que la forma en la que los artistas acercan su música al público va a estar siempre en constante cambio. Mas aún en estos días en que todo parece avanzar mas rápido de lo que nos tarda en cargar una pagina en el navegador del celular…

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!