2 tipos y 3 discos en 4 años

No es ninguna novedad que Dave Grohl y Josh Homme son amigos hace décadas y que los hemos visto juntos en incontables ocasiones, como aquel momento en donde Grohl ofició como batero oficial de Queens Of The Stone Age para grabar el disco Songs For The Deaf, y se quedo para una porción de su respectiva gira.

Hubo sin embargo en este largo vínculo, un breve período de poco mas de 3 años en el que estos dos músicos amigos colaboraron primero en un proyecto conjunto junto a nadie menos que el propio bajista de Led Zeppelin, John Paul Jones para grabar un disco y luego, con un par de años de margen cada uno de ellos se ocupó de grabar los discos mas sólidos y mejor logrados de sus respectivas bandas “oficiales”, Foo Fighters y Queens Of The Stone Age. El resultado son 3 discos absolutamente intocables que podrían por si mismos definir toda una década de rock con amplio margen. Y adivinen que… Grohl está en TODOS ELLOS.

Them Crooked Vultures – Them Crooked Vultures (2009)

Dave Grohl está en modo “full-bonzo” y John Paul Jones… es John Paul Jones… Pero la batuta de este disco en cuanto a la dirección artística es claramente de Homme. No son muchos los “supergroups” que hayan dejado un legado discográfico memorable y en muchos de ellos, el plantel de músicos terminaba pesando mas que las canciones escritas, sin embargo TCV es un hermoso híbrido entre QOTSA, Zeppelin y los Foo (en ese orden de prioridad) y una fiesta absoluta de riffs, batas explosivas enormes, bajos distorsionados y teclados virtuosos aquí y allá…

Foo Fighters – Wasting Light (2011)

Si Josh Homme hubiera aparecido entre los varios invitados que tiene este disco, la trilogía hubiera sido perfecta. Quizás tan perfecta que por eso no ocurrió.
Con el disco Echoes, Silence, Patience & Grace de 2007 los Foo crearon un disco milimétricamente perfecto en el cual intentaron abarcar todo lo que hay entre una balada acústica y un heavy metal furioso, a veces incluso en una misma canción (“But, Honestly”). Sin embargo los planetas se alinearon para que el próximo disco salga casi sin pensarlo, grabado en cinta en un garage. Wasting Light es un disco al palo que no frena ni decepciona nunca, cada canción suena a clásico. Lejos de volverse extra-ambiciosos los Foo se avocaron a lo que mejor saben hacer, y les salió mejor que nunca.

Queens Of The Stone Age – … Like Clockwork (2013)

La palabra que mejor describe a este disco es Belleza. No solo las canciones mismas, la producción, la voz, el arte de tapa (sobretodo en vinilo), los efectos de sonido super extraños entre canción y canción. Todo en este disco es perfecto. El sonido tiene un peso increíble y los QOTSA suenan mas serios y mas oscuros que nunca. Un disco lleno de esas canciones que son tan sencillas pero tan ingeniosas que te odias por no haberlas compuesto vos… El detalle de color es que el propio Dave Grohl toca la batería en el tema “My God Is The Sun”.

Si existe algo en común entre estos 3 discos (además del viejo Dave…) es que todos tienen esa calidad de sonar como ningún otro disco y a la vez sonar a que los escuchaste desde que naciste… Eso, mis amigos es la definición de un CLÁSICO.

Autor:

Juani Vitale

Dejanos tus comentarios!