Foo Fighters: Cuando los ídolos caen…

No, no me gusta el nuevo disco de los Foo Fighters. Y creo que no estoy solo, ya que nunca fui de ir contra la corriente a lo hipster con respecto a la musica y porque supe disfrutar plenamente de la mayor etapa de exito popular y comercial de la banda durante los ultimos 2 o 3 años.

Realmente si uno viene siguiendo minimamente la cuestion, no es nada dificil precisar que es lo que se siente “incorrecto” con este nuevo proyecto de Grohl y cia. y es basicamente que la idea y el concepto terminaron por tragarse lo mas importante, que es (o deberia ser segun los ideales que la banda promueve) la música en sí.

Luego de varios años de proyectos e ideas ambiciosas y exitosas como grabar un disco en un garage, hacer un documental autobiográfico y otro acerca de un legendario estudio de grabación, reunir a Nirvana… con Paul McCartney, entre otras, lo lógico (al menos en mi lógica subjetiva) hubiera sido tomarse el próximo disco con un poco de soda. Armar algunos temas, juntarse a grabar (por que no, nuevamente en algun garage) y listo el pollo. Probablemente no tendría el mismo impacto que Wasting Light, probablemente hubiera pasado sin pena ni gloria como un disco mas, pero al menos nuestra “confianza” en los Foo no sería sacudida.

En vez de eso, Grohl se despachó con una idea que ya estaba definida y escrita antes que cualquiera de las nuevas canciones y que lo condenaba a escribir y grabar todas esas canciones respetando dicho concepto a rajatabla. La idea fue grabar cada cancion en una ciudad diferente de EEUU, con un musico invitado nativo de dicha ciudad, y por encima de eso que la temática de la letra tratara directa o indirectamente de dicha ciudad tambien. Pero eso no es todo, Cada canción tendría su propio episodio dedicado de una miniserie a transmitirse por HBO que documentaria la grabacion del disco.

Cuando tan solo hablar del concepto del disco provoca cansancio, es porque las expectativas son tan grandes, que sabemos que nunca van a cumplirse.

Dicho y hecho. Sonic Highways, si bien se propone ser un disco “conceptual” en cuanto a la idea y grabación, a nivel musical en sí, termina siendo una colección inconexa de canciones con muy poco criterio de unidad, lo cual es de esperarse con canciones que fueron grabadas en estudios y circunstancias totalmente diferentes. Pero además de esto da la sensación de que dichas canciones fueron grabadas a media maquina y solo para cumplir y terminar con un proyecto que desde su incepción dejaba muy poco margen de flexibilidad creativa.

La idea de Sonic Highways termina proponiendo una experiencia que es quizas mucho mas interesante para la banda (o por lo menos Dave Grohl), que para los oyentes del disco. La cruel realidad es que cuando, dentro de 20 años un joven se ponga a explorar la discografía de los Foo Fighters en una era que dispone cada vez menos de artes de tapa y “liner notes”, no va a tener ni idea de todo lo que implicó la grabación de este disco. Solo va a quedar la música y desgraciadamente es la música misma el punto mas flojo de todo el proyecto.

 

Juani Vitale

Músico, Desarrollador, Caballero Jedi, Nerd insoportable del Rock. Sabe un poco de todo y mucho de nada...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.